¿Son saludables las freidoras de aire?

En este momento estás viendo ¿Son saludables las freidoras de aire?
Freidora de aire

Todos somos conscientes de que una alimentación saludable es esencial para conservar la salud, vernos bien y llevar una vida más productiva. En este sentido, la tecnología ha puesto a nuestra disposición varios electrodomésticos capaces de elaborar ricas recetas sin comprometer nuestro bienestar. Entre ellos destacan las freidoras de aire.

¿Qué es una freidora de aire?

Las mejores freidoras de aire se han convertido en la solución perfecta para disfrutar de alimentos deliciosos y saludables con una mínima inversión de tiempo. Gracias a su diseño tan ingenioso y tecnológico, estos aparatos te permiten freír o cocer los alimentos sin necesidad de sumergirlos en aceite.

¿Te lo imaginas? Ahora es posible disfrutar de unas patatas fritas o unas deliciosas alitas de pollo sin tener que usar grandes cantidades de aceite para prepararlas. Esto se traduce en alimentos con menos grasas y calorías, con un sabor exquisito y esa textura crujiente que tanto nos encanta.

¿De verdad son tan saludables las freidoras de aire? Para responder a esta importante pregunta, debemos entender cómo funcionan estos electrodomésticos y qué los ha convertido en una herramienta tan valorada en multitud de cocinas. Toda esta información te será de mucha utilidad a la hora de elegir tu freidora de aire.

¿Cómo funciona una freidora de aire?

El sistema de cocción que utilizan las freidoras de aire es bastante sencillo y, a la vez, ingenioso, obteniendo resultados muy similares a los alimentos cocidos con aceite. Básicamente, consiste en un sistema de circulación de aire caliente que envuelve los alimentos de manera uniforme, lo que facilita su cocción sin dejar puntos fríos.

Ahora bien, ¿cómo logra el aire caliente distribuirse de forma constante y uniforme en el interior de una freidora de aire? Este efecto se obtiene por la acción de varios ventiladores ubicados en su interior, que impulsan el calor y lo hacen circular alrededor de los alimentos para que queden cocidos por dentro y dorados por fuera.

En otras palabras, en vez de sumergir los alimentos en aceite caliente para cocerlos, estas freidoras los ‘sumergen’ en aire caliente que circula a una alta velocidad, de manera constante y con una temperatura regulada para garantizar el resultado esperado: alimentos crujientes, bien cocidos y con un agradable aroma.

Cocinar con freidora de aire - Unsplash Lucas Andrade
Cocinar con freidora de aire – Unsplash Lucas Andrade

¿Cuáles son las ventajas de usar una freidora de aire?

Lejos de ser una moda pasajera, las freidoras de aire ocupan un lugar especial, no solo en la cocina de muchas personas, sino también en sus preferencias a la hora de preparar alimentos. Esto se debe a las múltiples ventajas que reporta su uso, sobre todo cuando se trata de preparar platos sanos y deliciosos. Veamos.

Alimentos más sanos

La principal ventaja de usar una freidora de aire es que los alimentos no entran en contacto con grandes cantidades de aceite, lo que significa que tendrán menos calorías y grasas que si los cocinamos en un sartén de la forma tradicional. De hecho, algunos expertos aseguran que el uso de una freidora de aire reduce el contenido de grasa de los alimentos fritos en un 75%.

Además, no hay de qué preocuparse por el sabor o la textura que obtienen los alimentos fritos con una freidora de aire. En este sentido, los resultados son prácticamente los mismos que los obtenidos al sumergirlos en aceite, pero sin esa sensación húmeda y desagradable que produce la grasa en nuestra boca.

Gasto energético

Cocinar usando una freidora de aire es muy similar a cocinar en un horno microondas, y de hecho se pueden obtener resultados bastante parecidos. Ahora bien, cuando comparamos el gasto energético entre estos dos productos, las freidoras de aire consumen mucho menos electricidad. Esto se debe a su menor tamaño y a que el aire caliente envuelve los alimentos con mayor rapidez.

Fácil de limpiar y mantener

Uno de los motivos por el que las freidoras de aire han cautivado a tantos usuarios es que son muy fáciles de limpiar en comparación con los tradicionales sartenes llenos de grasa. De hecho, los recipientes para freír suelen estar recubiertos con un material antiadherente que, además, no retiene malos olores.

Lo anterior significa que, con tan solo pasar un paño húmedo y un poco de jabón neutro, la freidora de aire quedará completamente limpia y lista para su próximo uso. Además, al igual que pasa con otros electrodomésticos como las arroceras eléctricas, las freidoras de aire funcionan de forma sencilla, por lo que son muy fáciles de mantener.

Fácil de usar

Con una freidora de aire, no es necesario que vigiles los alimentos ni los cambies de posición para evitar que se quemen. La mayoría de estos aparatos cuentan con un temporizador que te permite realizar otras actividades tranquilamente mientras fríes patatas o preparas cualquier otra receta.

Uso seguro

Finalmente, como las freidoras eléctricas usan muy poco aceite y tienen una estructura totalmente cerrada, no corres el riesgo de quemarte con salpicaduras de aceite caliente o agua hirviendo. En este sentido son mucho más seguras que una olla o sartén, ofreciendo un nivel de tranquilidad extra muy valorado en hogares con niños.

¿Cómo preparar alitas de pollo en una freidora sin aceite?

Finalmente, te dejamos una receta que no puedes dejar de hacer si ya dispones de una freidora de aire: alitas de pollo. Con solo imaginarse su aroma, seguro que se te hace agua la boca.

Alitas de pollo.

Dificultad: Media.

Tiempo de cocción: 25 min.

Ingredientes:

  • Alitas de pollo.
  • Pimentón picante o dulce.
  • Pimienta negra molida.
  • Ajo granulado.
  • Sal

Preparación:

Parte las alitas en dos mitades, ponlas en un bol y condiméntalas con pimentón picante o dulce, un poco de pimienta negra recién molida, ajo granulado y sal al gusto. Es importante que cada alita quede completamente embadurnada con esta mezcla de especias.

Introduce cada alita en la bandeja de la freidora sin que se superpongan, y programa el aparato a 180ºC durante unos 15 minutos. Terminado ese tiempo, sube la temperatura a 200º y pon el temporizador en 5 minutos. Finalmente, extrae las alitas con una pinza y sirve de inmediato con un poco de salsa brava, mayonesa o salsa tártara. 

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta