Reishi, un hongo con propiedades beneficiosas

Reishi, un hongo con propiedades beneficiosas
Reishi y otros hongos - Unsplash Timothy Dykes

El Reishi, es el nombre japonés de un hongo saprófito, es decir que se nutren de residuos procedentes de plantas, tales como trozos de troncos, ramas, raíces u hojas secas. Su nombre científico es Ganoderma lucidum.  En España se le conoce también como pipa, por su peculiar forma que recuerda a este viejo utensilio de fumar.

Su fama proviene de su utilización en la medicina tradicional oriental, donde se le asocian múltiples beneficios en la salud. ¿Qué duda cabe de que la naturaleza y especialmente, el mundo vegetal, es una de las principales fuentes de descubrimientos médicos? ¿pero hasta qué punto se exageran las propiedades del reishi?

Ya sea por una intención comercial o por ignorancia, algunas webs le atribuyen beneficios milagrosos sin ninguna evidencia científica. Aunque su ingesta parece tener un efecto positivo en el sistema inmunitario y en la tensión arterial, falta evidencia científica sobre su efecto en el cáncer o la diabetes. En este blog, analizamos este producto y te contamos todo lo que debes saber, de acuerdo con la ciencia.

https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/natural/905.html

Historia del reishi

El reishi está fuertemente relacionado con la tradición oriental, especialmente china y japonesa. En sus antiguas culturas se le atribuían propiedades saludables e incluso un alargamiento de la vida.

En chino se la conoce como Ling Zhi, y por su alta valoración se le consideraba como una medicina de reyes, o una seta de la esperanza.

El Reishi es antioxidante y parece tener un efecto positivo en el sistema inmunológico. Si bien, no por eso hay que calificarlo como producto milagro, ya que una dieta variada y rica en vitaminas y minerales, es igualmente positiva para nuestro sistema de defensas inmunitarias.

Reishi y medicina oriental - Unsplash Filiz Elaerts
Reishi y medicina oriental – Unsplash Filiz Elaerts

Los hongos y el reishi  

En general los hongos son alimentos ricos en proteínas y minerales. También en vitaminas del grupo B y C. Por el contrario, son bajos en grasas y calorías. Ejemplos de hongos son los champiñones, las trufas o las senderillas. A muchos se les atribuyen propiedades medicinales como el estímulo del sistema inmunitario.

Conviene tener un buen conocimiento de esta especie, ya que también existen hongos tóxicos, que en ocasiones puede llegar a ser mortal.

La mayoría de hongos disfrutan de una existencia en simbiosis con árboles y arbustos, por un lado, estimulan el crecimiento de los bosques, por otro se aprovechan de sus nutrientes.

El reishi es un tipo de hongo saprófito y coriáceo, es decir con forma de gorra o chapela, sostenido por un pie relativamente largo y tortuoso, que en vez de crecer verticalmente lo hace lateralmente.

Su color es rojizo, tendiendo a tonalidades de marrón, su textura dura y leñosa. Una particularidad es su sabor, al contrario que otros hongos, es amargo y poco apetecible, por lo se suele consumir mezclado con infusiones o lácteos.

Producción de reishi

El hábitat más favorecedor de este hongo, son los bosques de clima subtropical, existiendo hoy en día tanto en Asia, su región de origen, como en Europa y América. En nuestras regiones prospera de la mano de grandes robles y castaños.

Como hemos visto anteriormente, es de tipo saprófito: su micelio. Es decir, la masa vegetativa que realiza la absorción de nutrientes, se nutre de madera y troncos muertos. Así se suelen situar sobre tocones muertos o en zonas de la corteza agrietada.

También se puede cultivar de la mano del hombre, ya que se puede inocular en troncos recolectados, con un periodo de maduración de uno a dos años, y a veces menor.

Reishi silvestre
Reishi en el bosque – Unsplash Annie Spratt

Reishi, ¿producto milagro?

Resulta preocupante que numerosos artículos anuncien que este hongo tenga beneficios milagrosos. Desde tratar el cáncer, hasta estimular el sistema inmunológico para vencer infecciones graves.

Si acudimos a la evidencia científica, ninguno de sus supuestos beneficios está demostrado. La “Natural Medicines Comprehensive Database”, es una de las herramientas que repasa los estudios científicos relacionados con los tratamientos. Respecto al Reishi las conclusiones son:

Resulta posiblemente ineficaz para reducir el nivel de colesterol y de triglicéridos en sangre.

Existe insuficiente evidencia científica para poder decir que sea eficaz respecto a los principales beneficios atribuidos:

  • Tratamiento del agrandamiento de próstata, también conocida como HBP, Hiperplasia prostática benigna. Parece que los extractos de hongos reishi alivian la necesidad de acudir a orinar frecuentemente, sin embargo, no parece que tenga otros efectos sobre la próstata.
  • La estabilización o regresión del Alzheimer. No hay estudios concluyentes.
  • Tampoco se ha demostrado que mejore o remita diversos tipos de cáncer, como el de pulmón, mama o colon. La investigación preliminar parece indicar una cierta mejora del sistema inmunitario, pero no de cura del cáncer.
  • Mejora de cardiopatías.
  • Reducción de la presión arterial alta. Hay indicios de que efectivamente reduciría la presión sanguínea, pero no han sido suficientemente estudiados.
  • Mejora en pacientes con diabetes. Tampoco existe suficiente evidencia científica para este supuesto.

Por otro lado, no parecen existir contraindicaciones serias para el consumo de extractos de este hongo. Cuando se consume durante un largo periodo de tiempo, se ha reportado la posibilidad de la aparición de malestar digestivo, náuseas, dolor de cabeza y molestias cutáneas como sarpullidos o picor. Otro problema posible en los casos de fuertes ingestas, es el riesgo de aparición de hemorragias.

Existe una precaución especial para mujeres embarazadas y lactantes, ya que no existen estudios científicos sobre el posible efecto en la salud de madres e hijos.

Reishi e interacciones con medicamentos

Se debe tener una especial precaución en su consumo, cuando se siguen paralelamente tratamientos farmacéuticos para:

  • La diabetes, ya que el hongo parece reducir el nivel de azúcar en sangre.
  • La hipertensión. Nuevamente el hongo podría potenciar el efecto del medicamento con un riesgo en la salud.
  • Reducción de la coagulación sanguínea. Cuando se ingiere en grandes cantidades parece que el Reishi puede interferir en estos tratamientos.

Comercialización

Tanto los herbolarios como las tiendas de dietética, cuentan con este hongo en su oferta comercial. Como ya hemos dicho antes, aunque exista una larga tradición de consumo en la cultura oriental, y algunos posibles beneficios en la salud, debemos ser escépticos cuando se nos presente como un producto milagroso.

Los formatos comerciales se presentan en tarros de vidrio o plástico, en las que el extracto del hongo ha sido secado, para presentarse en polvo a combinar con infusiones, o para mezclar con productos alimenticios como yogures o bebidas vegetales. Otra de sus presentaciones es en pastillas o cápsulas.

Reishi, información nutricional

Lo más sobresaliente desde un punto de vista nutricional es su alto contenido en fibra, hasta un 90%. Esta característica le infiere una textura poco apetecible, que recuerda a la madera. Su sabor es asimismo amargo y poco agradable. Es por eso que se recomienda su consumo mezclado con lácteos u otros alimentos.

La ingesta recomendada es de tan sólo 1 gramo diario, el equivalente al extracto que cabe en una cuchara de café. Por tanto, hay que relativizar los indicadores que a continuación mostramos por 100 gramos de producto:

  • Calorías: 433 kcal
  • Hidratos de carbono: 55 gramos
  • Proteínas: 16,6 gramos
  • Grasas totales: 1,7 gramos

Adicionalmente, el elemento más llamativo del reishi es la presencia de triterpenos, unos compuestos químicos que es precursor de los esteroides. Tienen funciones antihistamínica y antihipertensiva.

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta