Aerius y la desloratadina

En este momento estás viendo Aerius y la desloratadina
Aerius, rinitis alérgica y urticaria - Unsplash Spencer Backman

Aerius es un fármaco antihistamínico cuyo principio activo es la desloratadina. Existen dos formatos de esta marca: la solución oral y los comprimidos, adaptados respectivamente a niños y adultos. Para consumirlo se precisa receta médica y es que los fármacos no deben tomarse a la ligera. De hecho, existen posibles efectos secundarios relacionados con la desloratadina, que los médicos debemos valorar en cada caso.

Las alergias nos son en principio graves, pero si muy molestas. Cada vez hay más pacientes que acuden a consulta para pedir un tratamiento. Vamos a tratar de explicar por qué pasa esto.

La desloratadina es uno de los antihistamínicos más usados en España. Existen otras marcas comerciales que lo utilizan, tales como Sandoz, Stada, Normon, Cinfamed, Dasergin, etc. Todos ellos sujetos a receta médica.

Formatos comerciales

Existen dos tipos de presentaciones que se adaptan al tipo de usuario.

Aerius jarabe

Es la fórmula más usada para niños a partir de un año y adolescentes, ya que presenta una menor concentración del principio activo y puede dosificarse fácilmente según la edad del joven.

Se vende en frascos de 120 mililitros. Son por tanto una solución oral que se toma con una cucharadita, seguida de un poco de agua. Tienen una concentración de 0,5 mg/ml de desloratadina.

Aerius 5 mg comprimidos

Esta es la opción para adolescentes de más de 12 años y adultos. Tienen una concentración de 5 mg. del principio activo por pastilla. Los comprimidos se disuelven en la boca sin necesidad de beber o comer nada.

Aerius, ¿para qué sirve?

Este medicamento se destina a contrarrestar reacciones alérgicas como:

  • la rinitis alérgica. Sus síntomas no son graves, pero sí molestos. Típicamente. estornudos, mucosidad en la nariz, picor en los ojos.
  • La urticaria. En estos casos de manifiesta por molestias en la piel como aparición de ronchas, picor y enrojecimiento.
  • También es efectivo ante otros tipos de reacciones alérgicas.

La desloratadina actúa bloqueando los receptores que se unen a la histamina, que es una hormona que el organismo segrega cuando detecta los supuestos patógenos exteriores de la alergia. Entre otros efectos produce una dilatación de los vasos sanguíneos, una contracción de los músculos lisos de los pulmones y otras reacciones que se traducen en los síntomas típicos de la alergia.

Los antihistamínicos de primera generación, como el maleato de dexclorfeniramina aliviaron la vida a los alérgicos de los años 80 y 90, pero tenían el inconveniente de que daban bastante somnolencia. La desloratadina en cambio forma parte de la segunda generación, como también la cetirizina. En estos casos no producen tanto sueño, ni cansancio y suelen tener un efecto más largo que los primeros.

Algunos pacientes preguntan por la diferencia de la desloratadina y la loratadina. Son dos fármacos similares, pero la primera es un fármaco más reciente y efectivo, con una vida útil aproximada de 27 horas. El doble prácticamente que la loratadina.

 

Desloratadina y las alergias
Contaminación y alergias – Unsplash Marek Piwnicki

¿Por qué hay más alergias?

Lo cierto es que las generaciones de nuestros abuelos apenas presentaban alergias y las actuales se han multiplicado. Se calcula que al menos uno de cada cuatro personas las sufre todos los años, y esta cifra no para de avanzar.

Hay varios factores que lo explican:

  • Más población urbana y menos rural. Es en las ciudades donde se concentra un mayor número de reacciones alérgicas y al haber más población aumentan los casos.
  • Una menor duración de la lactancia materna, al menos respecto a dos generaciones anteriores. Es importante que poco a poco se introduzcan alimentos semisólidos y fórmulas de leche infantil. Así los niños maduran su sistema digestivo y las madres puedan recuperar un ritmo de vida normalizado. Sin embargo, se sabe que cuando se hace demasiado pronto, el riesgo de aparición de alergias durante la niñez o en la vida adulta, aumenta.
  • Un mayor consumo de alimentos ultraprocesados frente a productos frescos, especialmente frutas y verduras. El consumo bajo de antioxidantes se relaciona con una mayor prevalencia.
  • La exposición a la contaminación ambiental y en especial a las partículas finas de los motores diésel, es otro de los desencadenantes. Los neumólogos miran con esperanza a los próximos años, en los que poco a poco van a aumentar las restricciones a los coches que no sean eléctricos. ¿Quién sabe si veremos por primera vez una disminución de casos?
  • Mayor exposición a sistemas de aire acondicionado, mobiliario y convivencia con mascotas. Todos ellos fuentes de ácaros, hongos y otros elementos alérgicos.
  • También el uso excesivo en jardinería de algunas especies de plantas fuertemente reactivas como los plátanos o las arizónicas ha empeorado las cosas.
  • Y finalmente, el famoso cambio climático, con primaveras cada vez más secas y que comienzan antes.

¿Cómo tomar Aerius?

Para terminar, acudimos al prospecto informativo de Aerius 5 mg comprimidos, para explicar el uso de esta presentación que se debe conservar a una temperatura de menos de 30 C.

Si va a consumir el jarabe debe consultar también su prospecto.

En el caso de los comprimidos recordamos que se reservan para niños a partir de 12 años y adultos.

Se debe respetar la posología que haya indicado el médico y la duración del tratamiento. De manera general un comprimido diario, que se puede tomar al margen de las comidas.

Es aconsejable evitar el consumo de bebidas alcohólicas mientras tomemos Aerius.

Aerius 5 mg – Desloratadina comprimidos

Precauciones

No deben consumirlo, las personas que sepan que son alérgicas a la desloratadina, ni a la loratadina o a cualquiera de sus excipientes, incluyendo la galactosa.

Se debe tener especial precaución en las personas con antecedentes de crisis convulsivas. También los pacientes con insuficiencia renal severa.

En principio es apto para mujeres embarazadas, aunque siempre es conveniente que se valore por un ginecólogo.

Efectos secundarios más comunes

En ocasiones puede aparecer dolores de cabeza o sensación de fatiga y cansancio. Otra reacción es la sensación de sequedad en la boca.

Más raro es la aparición de otros efectos del sistema nervioso, cardiacos, digestivos, aumento del apetito, etc. Si observamos cualquier alteración importante mientras lo tomamos, hay que consultar rápidamente a un médico o farmacéutico.

5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta