Loratadina, antihistamínico de segunda generación

En este momento estás viendo Loratadina, antihistamínico de segunda generación
Alergias y Loratadina - rawpixel

La loratadina es un principio activo que se utiliza en fármacos antihistamínicos. En España se comercializa con los nombres comerciales Clarityne y Civeran, así como con genéricos.

Este tipo de medicamentos está indicado para aliviar las reacciones alérgicas, en el caso de la loratadina, está especialmente adaptado a la fiebre del heno, que engloba la alergia al polen, al polvo, ácaros y otros elementos en suspensión. Un segundo uso, es frente a la urticaria, esas incómodas ronchas en la piel que pican, y que suelen producirse por una reacción a un alimento o medicamento.

Historia de la loratadina

La loratadina fue desarrollada en EEUU por el laboratorio Schering-Plough, uno de los más significativos a nivel internacional. La loratadina supuso una innovación como antihistamínico de segunda generación, que se caracterizan por no producir un efecto sedante, como los de primera generación. Entre los primeros es conocido el polaramine, que es eficaz, pero produce somnolencia.

El fármaco fue aprobado por la agencia de medicamentos norteamericana, la FDA, en 1993. En un principio se comercializaba con receta, si bien en 2002, cuando expiró su patente, se empezó a comercializar por otras marcas y genéricos, y se permitió su venta sin receta. Una de las ventajas fue un descenso significativo en el precio.

Algunos fármacos con loratadina se presentan en combinación con descongestivos como la pseudoefedrina, o con analgésicos como el paracetamol. Por ello conviene leer detenidamente los prospectos para asegurarse de las propiedades y contraindicaciones que puedan existir.

Síntomas de alergias, ¿cómo actuar?

Aunque las alergias de este tipo no suelen ser graves, sí pueden resultar muy molestas. Los síntomas que se presentan con más asiduidad son la rinitis alérgica, el picor en la nariz, estornudos, mucosidad nasal, irritación y picor de los ojos. Estas molestias pueden dificultar las actividades diarias y el descanso nocturno, por lo que es recomendable el uso de un antihistamínico que nos alivie y nos permita retomar nuestra vida con normalidad.

Cuando se sufren este tipo de síntomas, lo recomendable es acudir a un médico especialista para tratar de localizar el alérgeno exacto que produce la alergia. De este modo los tratamientos pueden ser más adecuados y podemos conocer otras pautas de comportamiento que reduzcan la exposición.

Rinitis alérgica
Rinitis alérgica – Rawpixel

¿Cómo actúan los antihistamínicos?

Las alergias se producen por una respuesta inmunológica del organismo a un agente externo. En estos casos el cuerpo segrega una sustancia conocida como histamina, que ayuda a incrementar el flujo sanguíneo. El problema es que también inflama e irrita algunos tejidos.

Los antihistamínicos, como su nombre indica, bloquean parcialmente la actividad de la histamina, reduciendo la respuesta inmunológica excesiva del cuerpo humano y por tanto la irritación consecuente.

Además, en el caso concreto de la loratadina, el principio activo no traspasa apenas las células del cerebro, por lo que no aparece el efecto secundario de la somnolencia.

 ¿Por qué hay más alergias que antes?

Cuando conversamos con nuestros mayores sobre el gran número de alergias existente hoy en día, a menudo nos comentan que no eran tan habituales hace 40 o 50 años. Existen varias explicaciones:

En primer lugar, tenemos más población urbana y menos en zonas rurales. Y las ciudades sufren índices de contaminación más importantes que antaño. Se sabe que las pequeñas partículas ligadas a la polución, especialmente de los motores diésel, empeoran el efecto del polen y, por tanto, tenemos más episodios de alergias respiratorias.

Segundo, el cambio climático tiende a provocar inviernos y primaveras más secos y suaves. Esto altera los procesos de floración e impide que el viento y la lluvia limpien la atmósfera.

Tercero, el mayor uso de sistemas de calefacción y enfriamiento por corrientes de aire, favorece la difusión de ácaros y otros patógenos.

Cuarto, ha aumentado la existencia de mascotas en las familias, que, por supuesto son una gran compañía, pero también aumentan el riesgo de que entren patógenos en el hogar.

Quinto, se ha reducido los tiempos de lactancia materna, que se sabe que reduce el riesgo de desarrollar alergias en la edad adulta.

Por último, las dietas incorporan menos alimentos frescos y más ultraprocesados, que están asociados aun mayor desarrollo de alergias.

Loratadina Cinfa 10 mg comprimidos

Para conocer más este medicamento, nos hemos centrado en una de los formatos comerciales más populares. Nos apoyaremos en su prospecto informativo para explicar el uso y precauciones.

Composición: su principio activo es como hemos indicado, la loratadina, con 10 mg en cada comprimido. Además, contiene lactosa mono-hidrato, almidón de maíz, povidona y estearato de magnesio.

Se comercializa en envases con blísteres para facilitar la dosificación, y con 20 pastillas redondas de un color claro, casi blanco. Tienen una pequeña ranura por un lado y un sello con una L, por el otro. Se puede conservar a temperatura ambiente.

Como todos los medicamentos hay que guardarlo fuera del alcance de los niños.

Si no se terminan todos los comprimidos del envase, se debe evitar tirarlo a la basura o en un desagüe, y depositarlo en un punto SIGRE de tratamiento de fármacos usados, disponibles en farmacias.

Loratadina Cinfa 10 mg
Loratadina Cinfa 10 mg

¿Quién puede consumirlo o no?

Se puede usar con niños mayores de 6 años y que pesen más de 30 kilos, y en adultos.

No deben ingerirla:

  • Los alérgicos a la loratadina, a la lactosa o a cualquier otro ingrediente del fármaco.

Deben consultar con un sanitario antes de comenzar un tratamiento, en los siguientes casos:

  • Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia,
  • Antes de realizar un test de alergia, ya que los resultados pueden alterase.
  • Pacientes de enfermedades del hígado.
  • Si se está recibiendo un tratamiento con cualquier otro medicamento, para evitar posibles contraindicaciones.

Posología

Se deben respetar las indicaciones del médico. De manera general se administra con la ayuda de un vaso de agua, de la siguiente forma:

Niños de más de 6 años y que pesen más de 30 kilos, así como adultos, un comprimido al día. Si se pesa menos de 30 kilos, los médicos propondrán otro medicamento.

Si se produce un olvido, no hay que compensar con una dosis doble, simplemente retomar el consumo de una pastilla diaria.

 Se debe acudir a un médico si no se produce una mejora, o si empeoran los síntomas, después de siete días de tratamiento.

Efectos adversos

Los efectos que pueden producirse con más frecuencia son:

  • somnolencia,
  • dolor de cabeza,
  • aumento del apetito,
  • dificultad para dormir.
  • nerviosismo.

El prospecto especifica otros efectos muy raros que van desde una reacción alérgica grave hasta convulsiones, taquicardias, etc.  En caso de aparición hay que consultar con un médico urgentemente.

5/5 - (1 voto)

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta