Dexeryl crema hidratante

En este momento estás viendo Dexeryl crema hidratante
Dexeryl crema hidratante - unsplash Nati Melnychuk

Dexeryl es una crema hidratante de venta tanto en centros comerciales y droguerías como en farmacias. Se puede usar en todos los grupos de edad, incluyendo bebés. 

No se necesita receta para adquirirla, aunque está considerada como producto sanitario. Es decir, está sujetos a legislación y control por la Agencia Española de Medicamentos y productos Sanitarios (AEMPS).

¿Para qué sirve dexeryl?

Sirve para aliviar problemas de piel muy seca o xerosis, bastante común en niños pequeños y en adultos con predisposición genética.

También actúa frente a la dermatitis atópica con presencia de eccemas, enrojecimiento de la piel y la molesta picazón. Nuevamente es más frecuente en niños, aunque los adultos no estén a salvo de poder sufrirla, ya que a veces se convierte en crónica. No tiene cura definitiva, aunque podemos aliviarla con algunas cremas.

Ictiosis. Otro trastorno similar, en este caso con la aparición de escamas, piel áspera y enrojecida que pica.

También es apta para otros trastornos de la piel similares.

¿Cómo se aplica?

Se aplica de manera externa, con un suave masaje sobre las zonas de la piel más sensibles. Según el grado de molestias, se puede tratar desde una vez diaria hasta tres o cuatro.

Se presenta en tres tipos de formatos:

  • Un envase con dosificador de 500 gramos. El más conveniente cuando se tiene un problema duradero.
  • En tubo de 250 gramos.
  • En tubo de 50 gramos, una opción apta para viajes.
Dexeryl envases crema hidratante
Dexeryl crema hidratante, envases

Dexeryl crema emoliente

Hablamos de una crema emoliente cuando incorpora alguna sustancia considerada como medicamento. En el caso de Dexeryl contamos con tres ingredientes que actúan de manera funcional sobre la piel:

  • Se adhiere a la piel creando una pequeña película protectora frente a los agentes externo. Así ayuda a que la piel no se deshidrate.
  • Parafina líquida. Actúa de manera similar a la vaselina. Inhibe la evaporación, estableciendo una fina barrera protectora.
  • Tiene un efecto hidratante.
  • También la combinación de ingredientes, tiene un efecto calmante del picor en la piel.

Dexeryl opiniones

Hemos revisado las opiniones de los consumidores tanto en la web de El Corte Inglés, como la de Amazon. En general son bastante positivas.

En este último caso, sobre una base de 478 opiniones, el 78% le otorga cinco estrellas, su máxima puntuación. Solo el 3% le dan uno o dos estrellas, las notas más bajas.

Resumimos algunos comentarios:

  • “Eficaz para la piel atópica de mi hijo”.
  • “Es cara, pero efectiva”.
  • “Hidrata mucho y no da alergia”.
  • “Efectivo ante el eczema nervioso que genera el estrés”.
  • “Resulta calmante para el picor”.

Los comentarios negativos suelen relacionarse con que el producto haya llegado al domicilio en mal estado.

Dexeryl ingredientes

Esta crema no contiene ingredientes que suelen producir alergias como perfumes o lanolina.

Incluimos en todo caso la lista de sus componentes, por si se quiere verificar cualquier riesgo. “Glicerol, Vaselina, Parafina líquida, monoesterato de glicerol, ácido esteárico, polidimetilciclo-siloxano, aceite de silicona, macrogol 600, trolamina, silicona macrogol, parahidroxibenzoato de propilo (E216), agua purificada.”

Prevención de la piel seca

Existen personas con una tendencia a sufrir de piel seca. En otros casos estamos ante un síntoma de una alteración cutánea, sobre todo la dermatitis o la psoriasis. A menudo se trata de una predisposición que se transmite genéticamente, en mi familia tanto mi madre, como dos de mis hermanas lo sufren.

Existen algunos consejos para prevenir el problema de la piel seca:

Hidratar la piel diariamente

Adquirir un hábito para aplicar crema hidratante en las partes del cuerpo más sensibles es fundamental. Para no olvidarse mejor hacerlo a la misma hora. Por ejemplo, después de la ducha de la mañana, o por la noche cuando nos ponemos el pijama.

Si el problema es grave, hay que acudir a un dermatólogo que nos oriente sobre el tipo de crema a usar. En general hay que evitar las cremas perfumadas y que contengan productos alergénicos. Algunas de las más eficaces incluyen ingredientes como la urea, glicerina y aceites vegetales.

Limitar los baños

La piel segrega de manera natural aceite que protege la piel de los agentes externos. Cuando nos excedemos con los baños y con las duchas, la eliminamos y aumentamos el riesgo de que se produzca sequedad.

Por eso es mejor evitar el agua muy caliente, que amplifica la eliminación de la barrera grasa de la piel y actúa como vasodilatador. Mejor usarla tibia y limitar el tiempo a menos de cinco minutos. También para los más sensibles, es una buena idea que algunos días no se duchen y realicen una higiene más limitada zonas del cuerpo.

También es preferible aplicar un buen gel de baño, solamente en las zonas que más sudan, como ingles y axilas.

Usar jabones no irritantes

Muchos de los geles y jabones que se comercializan, contienen perfumes y productos que producen alergias. Para buena parte de la población no es un problema serio, pero quienes tienen tendencia a tener piel seca u otras afecciones cutáneas deben optar por otras alternativas.

Tanto las farmacias como algunos centros comerciales ofrecen jabón humectante sin alérgenos. Si tienes dudas, consulta con tu farmacéutico.

Usar tejidos naturales

A la hora de escoger prendas de vestir, incluyendo la ropa interior, hay que elegir tejidos naturales como el algodón. Y por el contrario evitar los tejidos industriales como el poliéster, el acrílico, el nylon, etc. Para los más sensibles tampoco es conveniente la lana.

Dieta de productos frescos

El impacto de una buena alimentación afecta también a la piel. La ingesta abundante de fruta y verdura ayuda a estar bien hidratado, a disponer de las vitaminas y antioxidantes que favorecen una piel sana. Por el contrario, abusar de los alimentos ultraprocesados es malo para la piel.

Evitar temperaturas extremas

Los periodos de temperaturas extremas son malos para la piel. Especialmente el frío, el viento y la lluvia pueden dañar la capa grasa de la piel y secarla.

Si es posible, conviene evitar las horas de temperaturas más extremas.

5/5 - (1 voto)

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta