Diazepam, ¿para qué sirve?

En este momento estás viendo Diazepam, ¿para qué sirve?
Diazepam y uso ansiolítico - Unsplash Christian Erfurt

Diazepam es un medicamento ampliamente extendido por su capacidad relajante, sedante, ansiolíticas, y anticonvulsivantes. Dados sus efectos secundarios y el riesgo de adicción que produce, solo se debe administrar por prescripción médica y con tratamientos de una duración definida. Además, solo se recomienda en casos de trastornos graves, que no responden a otras terapias más suaves.

Forma parte de un tipo de medicamentos conocidos como benzodiacepinas. Unos componentes psicotrópicos, es decir, que tienen efecto en el sistema nervioso central y que tienen amplio uso en hospitales y ambulatorios.

El diazepam fue sintetizado por primera vez en 1958 por el químico polaco Leo Sternbach, cuando trabajaba en los laboratorios suizos Hoffmann-La Roche.

¿Para qué sirve el diazepam?

Solo un médico puede juzgar si una situación reviste suficiente gravedad para ser tratada con diazepam. O si por el contrario se puede optar por un tratamiento más suave, o en algunos casos por una terapia psicológica.

Este fármaco funciona inhibiendo algunas reacciones químicas del cerebro que provocan una sobreactividad nerviosa. Así, se usa para tratar diferentes estados relacionados con el sistema nervioso, tales como:

  • Problemas importantes de ansiedad y tensión psíquica causada por estados psiconeuróticos y trastornos situacionales transitorios.
  • Para calmar el nerviosismo de una persona alcohólica, cuando pasa por una fase de abstinencia.
  • Frente a los espasmos musculares relacionados con trastornos neurológicos, para los que es muy efectivo. En este caso sirve para aliviar el dolor y tensión muscular.
  • También uno de los episodios para los que sirve es para controlar la convulsión febril infantil.
  • Para contrarrestar aquellos espasmos relacionados con la parálisis cerebral, la atetosis y el síndrome de rigidez generalizada.

 En cambio, existen limitaciones en el uso para:

  • Tratar directamente la enfermedad psicótica.
  • En casos de depresión con tendencia suicida.

¿Cómo tomar Diazepam?

Como hemos indicado, solo puede ser prescrito por un médico y debe respetarse escrupulosamente la recomendación de dosis. Normalmente se administra durante un perido de tiempo relativamente corto, para evitar que se produzca una adicción.

Recomendamos leer atentamente el prospecto informativo antes de su consumo, para asegurarnos que no exista ninguna contraindicación y para conocer sus posibles efectos secundarios.

En el caso del Diazepam Normon 5 mg comprimidos, el prospecto nos recuerda sus propiedades sedantes, tranquilizantes, anticonvulsivantes y como relajante muscular. Pero también sus efectos secundarios y los casos en que no debe ser consumido.

Limitaciones del uso

El médico que nos prescribe diazepam debe hacernos una serie de preguntas para descartar el uso en ciertas circunstancias. Conviene recordarle cualquier enfermedad que suframos, cualquier tratamiento que estemos siguiendo y alertarle si existe dependencia a ciertas drogas o problemas de alcoholismo.

También hay que advertir de un embarazo o si se está ofreciendo lactancia materna.

Hay algunas situaciones en las que no se debe consumir, y que vienen especificadas en el prospecto, entre ellas:

  • En caso de alergia a cualquiera de sus componentes o a las benzodiazepinas de manera general.
  • Cuando se sufre de insuficiencia respiratoria grave.
  • En caso de sufrir el síndrome de apnea del sueño.
  • Si se tiene insuficiencia hepática grave.
  • En caso de glaucoma de ángulo estrecho.
5/5 - (1 voto)

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta