Hobbies: una forma de mejorar la calidad de vida

En este momento estás viendo Hobbies: una forma de mejorar la calidad de vida
Hobbies y bienestar emocional - rawpixel

Nuestro tiempo suele ocuparse por tres esferas: trabajo, descanso y tiempo libre. No cabe duda de que el tiempo libre, es el momento que más disfrutamos en nuestras vidas: evadiéndonos de nuestras responsabilidades, somos nosotros mismos los que podemos elegir con libertad en qué invertir este espacio.

Una forma muy positiva de ocupar nuestro tiempo libre es a través de la ocupación de un hobby. Los hobbies son actividades que llevamos a cabo para entretenernos en nuestro tiempo libre. Los beneficios de cultivar un hobby van más allá del entretenimiento, relacionándose con numerosos impactos positivos sobre nuestra salud mental y física.

En el siguiente artículo exploraremos dichos beneficios. Además, llevaremos a cabo propuestas de hobbies que pueden ser positivos y estimulantes, en distintas etapas de nuestro ciclo vital. Sin lugar a duda, dar espacio a un hobby mejorará nuestra calidad de vida general.

La importancia de cultivar hobbies

Los hobbies se definen como un “entretenimiento que se practica habitualmente en los tiempos libres”. Resultan, pues, un espacio muy importante en nuestras vidas. Funcionan como espacios en los que poder despejar nuestra mente de las responsabilidades y agobios cotidianos, dándonos un tiempo de calidad y disfrute.

Dedicar tiempo a hobbies personales es una forma de cuidar nuestra salud mental, ya que vivir sin una fuente de motivación puede generar una frustración que empeorará nuestra calidad de vida. Por ello, aunque los hobbies no sean la única forma de encontrar espacios placenteros, cultivarlos fortalece un área de nuestras vidas muy positiva.

Los hobbies pueden ser muy variados. No importa qué tipo de hobby decidas cultivar, ya que las motivaciones son algo muy personal. Lo único relevante será que se trate de una actividad de la que se disfrute y nos haga sentir satisfechos con nosotros mismos.

Beneficios

Los principales beneficios de llevar a nuestro día a día algún hobby, son:

  • Reducción del estrés y/o prevención de otros trastornos. Como se ha mencionado anteriormente, un hobby puede ser una forma muy positiva de evadirnos de los problemas cotidianos. Por otro lado, el disfrute experimentado al llevarlo a cabo se relaciona con la segregación de las “hormonas de la felicidad”: dopamina, serotonina y endorfinas.
  • Desarrollo de habilidades. Dedicar nuestro tiempo a una actividad novedosa, nos ayudará a desarrollar nuevas capacidades. De esta forma estamos promoviendo nuestro crecimiento personal, cuidando de nuestra autoestima.
  • Mejora general de nuestra calidad de vida. Los hobbies son muy variados, pero al darles espacio solemos prevenir problemas como el sedentarismo, el aislamiento o la inactividad. Normalmente serán espacios en los que cultivar nuevas relaciones interpersonales, lo que nos llevará a una mayor sensación de satisfacción vital.
Hobbies deportes - Unsplash Emma-simpson
Hobbies deportes – Unsplash Emma-simpson

Hobbies en distintos momentos vitales

Exploradas las principales ventajas de dedicar espacio y tiempo a algún hobby, a continuación, se proponen posibilidades de hobbies en función de las etapas vitales. Cabe destacar que esta guía es orientativa, siendo cada persona única en intereses, posibilidades y capacidades.

Infancia y adolescencia

Las primeras etapas vitales son un periodo muy interesante para explorar los intereses de la persona y fomentar una rutina dedicada a un hobby, relacionado con los mismos. Será tarea de los adultos explorar y estimular los potenciales hobbies de los niños bajo su responsabilidad.

La infancia es una etapa del desarrollo muy interesante. El cerebro infantil resulta más plástico o “moldeable” a la estimulación externa, por lo que las actividades que se estimulen podrán generar un impacto en la estructura cerebral. Por ello, fomentar el aprendizaje de alguna actividad artística, como tocar un instrumento, el dibujo o la danza, puede resultar muy beneficioso. Por otro lado, y en aquellos casos en que los niños sean más inquietos, fomentar la actividad deportiva puede relacionarse con la adquisición de una rutina de deporte, que fortalezca la salud física y mental. Sea como sea, el hobby fomentado en los más pequeños deberá estar adaptado a sus intereses y posibilidades.

Hoy en día, durante la adolescencia supone un reto fomentar hobbies no relacionados con la inactividad propia de las nuevas tecnologías. A pesar de ello, resultará muy necesario que los adolescentes tengan otro tipo de espacios durante su tiempo libre. En esta etapa vital, el grupo de iguales tiene un gran peso, por lo que ayudar a que practiquen actividades dentro de un grupo de su edad, puede ser una buena alternativa. El deporte o la música son algunas de las actividades que más disfrutan durante esta etapa.

Hobbies actividades en la naturaleza
Hobbies actividades en la naturaleza

Etapa adulta

La etapa adulta está caracterizada por la existencia de numerosas responsabilidades: horarios de trabajo, en ocasiones la crianza de los hijos, etc. Es muy importante ser conscientes de que la falta de tiempo característica de esta fase, no debe permitir que nos “abandonemos” por completo como personas, por lo que organizar los horarios para dedicar un espacio de la semana a un hobby puede ser una buena forma de cuidar de nosotros mismos.

Como ocurre en otras etapas, los hobbies que cada persona elija son muy personales y dependen de las inquietudes de la persona. A pesar de ello, algunos pasatiempos que cuentan con beneficios muy positivos son:

  • La escritura. Este hobby puede adoptar muchas formas (la escritura de un diario personal, de novelas, la documentación sobre un hecho histórico, etc.). Sea de la forma que sea, dedicar un tiempo a la escritura se relaciona con la reducción del estrés, el fomento de la expresión escrita y la memoria, o el desarrollo de la creatividad. Otra forma de escritura, la escritura expresiva, es positiva para el procesamiento o canalización de pensamientos y emociones.
  • Nunca es tarde para aprender a moverte con la música que más disfrutes. El baile se ha popularizado en numerosos grupos de edad, por lo que las academias invaden cualquier ciudad. Los principales beneficios de este hobby son la liberación de hormonas relacionadas con la felicidad, la mejora de la salud cardiovascular y la aceptación del propio cuerpo.
  • Escuchar música. La música tiene un fuerte impacto en nuestro sistema neuroquímico. Ésta estimula nuestro sistema inmune, disminuye la ansiedad (menor niveles de cortisol) y alivia síntomas depresivos. Un célebre estudio  demostró que escuchar música era más positivo que el uso de medicamentos para la reducción de ansiedad de pacientes que esperaban una cirugía.

Madurez

Durante las etapas más avanzadas en la vida, los trabajos remunerados quedan atrás, dando paso a una cantidad de tiempo libre que en ocasiones es complicado de gestionar. Sería un error asumir que la vejez debe relacionarse con inactividad y aislamiento. En este sentido, una de las mayores recomendaciones es cultivar un hobby que resulte estimulante para la persona. De hecho, la OMS señaló que los mayores de 65 años deben dedicar tiempo a actividades de ocio, lo que puede reducir el deterioro cognitivo, la incidencia de depresión, favoreciendo funciones óseas, cardiorrespiratorias y musculares.

En la vejez, el tipo de hobbies que puedan ser apropiados para la persona vendrán muy marcados por las capacidades físicas y cognitivas de la persona. Algunas ideas de hobbies saludables son:

  • La cocina. Esta práctica resulta muy desestresante, y a la vez desarrolla capacidades físicas, secuenciales y de planificación. Puede ser también una forma de cuidar la alimentación y/o propiciar encuentros con amigos o familiares.
  • La lectura. Este hobby es para todos los públicos, ya que siempre existirá un libro que interese a cualquier persona del mundo. La lectura ofrece evasión y distracción, además de un aumento de la comprensión, el vocabulario y la capacidad cognitiva.
  • Jardinería. Una excelente forma de estar en contacto con la naturaleza, lo que siempre deja una sensación de paz. Por otro lado, este ejercicio motor también es reductor de la ansiedad.
  • El ejercicio físico resulta muy positivo a nivel físico y mental. Buscando las adaptaciones necesarias, en función de las capacidades y los gustos, el deporte será un aliado para mejorar la calidad de vida durante esta etapa vital.
5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta