Pycnogenol, complemento nutricional

En este momento estás viendo Pycnogenol, complemento nutricional
Pycnogenol y los pinos marítimos - Unsplash Robin van Holst

Pycnogenol es un extracto de la corteza del pino marítimo, que crece en el suroeste de Francia. Se consume como un complemento alimentario por sus propiedades antioxidantes y por sus propiedades terapéuticas. Se utiliza en tratamientos de enfermedades venosas y cardiovasculares, también para la artrosis.

A continuación te explicamos qué es, y cómo funciona.

Alimentos con antioxidantes

Cualquier persona sana, que siga una dieta equilibrada, con alimentos ricos en antioxidantes, como las verduras como las alcachofas, el tomate, la zanahoria, el brócoli, el ajo, etc. no debe plantearse la toma de ningún refuerzo alimentario de este tipo.

Otras fuentes naturales de antioxidantes son:

  • Frutas como la naranja, los mangos o los arándanos.
  • El té verde.
  • El chocolate negro.
  • Las almendras y otros frutos secos.
  • El aceite de oliva
Verduras - Unsplash - Inigo de la Maza
Verduras – Unsplash – Inigo de la Maza

Historia del pycnogenol

Los indígenas de Norte América, fueron el primer pueblo que constató los efectos terapéuticos de los extractos de pino, para el tratamiento de resfriados, reumatismo y problemas por inflamación.

Fue en 1535 cuando el explorador Jacques Cartier, junto a un grupo de colaboradores, recorrió parte de lo que hoy conocemos como Quebec. Con la llegada del duro invierno canadiense, el grupo sufrió problemas de desnutrición. Al enfermar, grupos de nativos, les ayudaron con diferentes remedios locales, incluyendo infusiones de corteza de pino, que aliviaba el sangrado de las encías, por falta de vitaminas.

Fue mucho más tarde, ya en el siglo XX, cuando se descubrieron las importantes propiedades antioxidantes del pycnogenol, un principio activo del extracto de pino. Más concretamente, el término está protegido legalmente por una patente, y se refiere al extracto de la variedad de pino marítimo, o Pinus pinaster, que crece en la región del suroeste conocida como las Landas.

Así se distingue de otros extractos similares que se obtienen del Pinus radiata (pino de Monterey), el Pinus densiflora (pino rojo del Japón) o el Pinus thunbergii (pino negro también procedente del Japón).

¿Qué es el pycnogenol?

Este extracto contiene un alto porcentaje de proantocianidinas, que son una clase de polifenoles que se encuentran en algunas plantas, por ejemplo, el arándano o las semillas de uva. Químicamente, son flavonoides oligoméricos que contienen catequinas. Las catequinas son a su vez, potentes antioxidantes que ayudan a neutralizar los efectos nocivos de los radicales libres y de su deterioro oxidativo celular.

Además, las proantocianidinas tienen efectos antibacterianos, antivirales, antiinflamatorios y vasodilatadores. Mejorando los procesos de inflamación.

¿Cómo tomar pycnogenol?

Este producto se comercializa como complemento nutricional, con venta en farmacias, herbolarios, algunas grandes superficies y en webs especializadas.

Se suele ofrecer en frascos que contienen pastillas o cápsulas para tomar con agua. Aunque no es un producto peligroso, conviene leer las indicaciones de cada formato para tomar las dosis recomendadas. Normalmente dos comprimidos a tomar junto a las comidas principales del día.

También la industria cosmética ofrece cremas y otros productos para aplicar en la piel, en base a este compuesto.

Por falta de estudios que verifiquen su seguridad, no se recomienda el uso por niños, ni por mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Envase de pycnogenol
Envase de pycnogenol

Evidencia científica

Para repasar los estudios realizados sobre el efecto de pycnogenol, nos apoyamos en la base de datos Natural Medicines Comprehensive Database.

El repaso de estudios realizados muestra que este extracto es posiblemente efectivo para:

  • El tratamiento del asma. La combinación de un tratamiento diario junto a otra medicación para el asma, parece reducir los síntomas y la necesidad de utilizar inhaladores tanto en niños como en adultos. Sin embargo el pycnogenol no debe sustituir los medicamentos para el asma.
  • Mejora del rendimiento deportivo. Los tests en cintas de correr muestran que los grupos de entre 20 y 35 años, que tomaban dosis diarias durante un mes, mejoraban sus resultados deportivos. Otro estudio similar en atletas de triatlón muestra los mismos efectos.
  • Mejoras en la circulación en piernas de pacientes de insuficiencia venosa. Las personas con esta enfermedad que tomaban el extracto con las dosis diarias recomendadas, sienten alivio en el dolor y en la pesadez de las piernas. El uso combinado junto a bandas de compresión, mejoran el efecto de estas últimas.

En cambio, los estudios muestran que es probablemente inefectivo para:

  • Reducción del colesterol. La mayoría de estudios no muestran que este extracto mejore los niveles del colesterol LDL, o del tipo “malo”, en personas con alto nivel de colesterol.

Por último, no hay suficientes estudios para juzgar su eficacia para otros hipotéticos beneficios

  • Mejoras en la artrosis. La evidencia científica sobre este beneficio es algo contradictoria. Parece que la ingesta oral del producto podría reducir el conjunto de síntomas, pero no acaba de mejorar el dolor ni la capacidad motora de las articulaciones. Otros estudios muestran que la aplicación de parches con el extracto en la piel de las rodillas, sí reduce la sensación de dolor.
  • Mejora de la memoria y la capacidad cognitiva en personas mayores.
  • Complicaciones por
  • Mejoras en molestias relacionadas con la próstata.
  • Reducción de azúcar en sangre en diabéticos.
  • Tampoco para el resto de propiedades que a veces se le imputan.
5/5 - (1 voto)

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta