Rape, extraño pero sabroso

En este momento estás viendo Rape, extraño pero sabroso
Guiso de rape - Unsplash Marcos Paulo Prado

El rape es un pescado de con un feo aspecto, que evoca las especies más antiguas del mar. Por su extraña  apariencia se le conoce también como pez sapo. Sin embargo, su carne jugosa es muy apreciada. La variedad fresca, idealmente en primavera, es cara. Existe la opción de comprarlo congelado, aunque lógicamente no obtendremos los mismos matices de sabores.

Desde un punto de vista nutricional, se incluye dentro de los pescados blancos, bajos en grasas y con proteínas de alto valor biológico.

Pesca del rape

La especie que nos es común en Europa es conocida como rape blanco o con su nombre científico lophius piscatorius. Habita en todo el océano Atlántico, en su hemisferio norte. Sus caladeros se sitúan tanto frente a las costas europeas como las norteamericanas. También se puede encontrar en el Mediterráneo.

Su cuerpo chato está adaptado para arrastrarse por los fondos marinos, a veces hasta profundidades de más de 1000 metros. 

España es el quinto país en capturas, por detrás de Francia, EEUU, RU y Corea.

Rape - saludteca
Rape

Curiosidades del rape

Hay muchas curiosidades alrededor de este pez de aspecto prehistórico.

En primer lugar, está dotado de una especie de antena que le nace de la base de su cabeza. Este extraño apéndice es en realidad un cebo que atrae a sus presas, peces más pequeños, o incluso casi de su propio tamaño. Cuando estas se acercan, el rape se camufla en el fondo y aprovecha para cazarlas.

Segundo, tiene una enorme boca en relación con el tamaño del cuerpo. Además, provista de fuertes dientes curvados hacia dentro, para asegurarse de que los crustáceos y peces que devora, no puedan escapar.

Tercero, su extraña sexualidad. Las hembras son quienes realmente se desarrollan hasta alcanzar más de un metro de tamaño, frente a los machos de apenas unos 10 centímetros. Cuando se produce el acoplamiento, el macho queda definitivamente atrapado en la hembra. Hasta el punto de que sus sistemas sanguíneos acaban por conectarse, con lo que la hembra alimenta al macho y utiliza sus espermatozoides para fecundar sus óvulos.

Difícil de saber si es el macho quien parasita a la hembra o al revés. Si bien es cierto que pueden permanecer acoplados durante años hasta morir.

Rape información nutricional

El rape forma parte de la categoría de los pescados blancos, siendo dentro de estos, de los que menos grasa contiene, alrededor del 1%. Por tanto, es muy adecuado para dietas bajas en grasas y calorías.

Por el contrario, como otros pescados, es muy rico en proteínas, alrededor de 15 gramos por 100 de producto comestible. Es decir que una ración cercana a los 200 gramos aporta más de la mitad de las necesidades diarias. Además, se trata de proteínas de alto valor biológico. Es decir, muy variadas, conteniendo es sus estructuras moleculares todos los aminoácidos esenciales que nuestro organismo requiere para su nutrición.

Sin ser de los pescados con mayor contenido en vitaminas, aporta pequeñas cantidades del grupo B, especialmente la B3, B6 y B12.  

De manera parecida contiene pequeñas cantidades de numerosos minerales. Si bien solo destaca el fósforo, el potasio y el selenio. Los dos primeros cumplen funciones importantes del sistema nervioso, entre otras.

Información nutricional rape
Información nutricional rape

Recetas de rape

Las piezas de rape que solemos encontrar en las pescaderías miden alrededor de 50 centímetros, o menos y dos o tres kilos de peso. Pero en realidad puede llegar a superar ampliamente el metro de longitud y más de 30 kilos de peso.

Puesto que es un poco difícil de limpiar, aprovechemos en la pescadería para ese cometido. Se trata de un pescado en el que aprovecha casi todo. Incluso la cabeza, que aporta un fino sabor a sopas y caldos.

Las partes más valoradas son la cola, que puede llegar a ser bastante cara. También la carne blanca de sus lomos es un manjar, jugosa y con una textura no excesivamente compacta. Cuando la partimos en rodajas, nada más simple para saborearla, que prepararla a la plancha, con un pequeño chorreón de aceite de oliva.

El rape se integra en numerosas recetas clásicas de pescado. Desde una preparación en salsa verde y con almejas, hasta una fideuá o con arroz. Aquí proponemos una manera diferente de cocinarlo.

Marmitako de rape

Preparamos un sofrito a fuego lento de ajo y cebolla picados. Añadimos taquitos de zanahoria y al final un poco de pimiento rojo. Mezclamos bien y lo batimos para que quede una especie de salsa.

En la misma cazuela que hemos utilizado, calentamos medio vaso de vino blanco. Añadimos tres patatas y salpimentamos al gusto. También con un poco de pimentón.

Con el fuego más fuerte añadimos la salsa inicial y un par de cucharadas de tomate frito más una hoja de laurel. Removemos y cuando el caldo hierva, bajamos el fuego al mínimo. Para que se mezclen los sabores poco mientras removemos unos 30 minutos.

Es el momento de preparar tres colas de rape, nos deshacemos de la espina dorsal. Las cortamos en dados y lo añadimos a la cazuela, Bastarán unos cinco minutos para que cocine. Apagamos el fuego y dejamos reposar otros cinco minutos.

5/5 - (1 voto)

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta