Yoga para embarazadas

En este momento estás viendo Yoga para embarazadas
Yoga para embarazadas - Unsplash Amelia Bartlett

Tengo una amiga que se planteó comenzar a hacer yoga en ese momento especial. Y aunque parezca una locura, el yoga para embarazadas es una excelente idea por los beneficios que aporta.

Mi amiga Susana es entrañable, muy amiga de sus amigos. Un poco culo inquieto, urbanita y deportista. Por algún motivo, nunca se había interesado en el yoga hasta que se quedó embarazada y leyó varios posts sobre este tema. Empezó en su cuarto mes y según me contaba, después de haber tenido a su pequeño, estaba encantada de haberlo hecho. Y por supuesto había retomado las clases un par de meses despuñes de dar a luz.

¿En qué mes empezar?

La verdad es que cualquier momento es bueno para hacer yoga. Incluso el periodo de gestación de una nueva vida. Es conveniente aprovechar las primeras visitas a tu ginecólogo o tu médico de cabecera antes de comenzar cualquier nueva actividad física. Pregúntale si en tu caso es buena idea empezar con la práctica del yoga. Normalmente, si el embarazo no es de riesgo, te dirá que sí y te dará consejos.

Probablemente el primer trimestre no sea el mejor por el mayor riesgo y el malestar que se puede sufrir. También parecen más complicadas las últimas semanas. Pero todo depende de tí y de cómo tu cuerpo responda.

Beneficios del yoga para embarazadas

El yoga durante el embarazo puede ser beneficioso tanto para la madre como para el bebé. Aquí te presentamos algunos de los beneficios del yoga durante el embarazo:

Beneficios mentales

  • Aprendes a concentrarte en tu respiración y a adecuar tu mente con tu cuerpo. Una práctica relajante que te ayuda mucho en los momentos del parto. Es sorprendente cómo después de algunas semanas de ejercicios regulares, las técnicas de respiración y meditación pueden ayudar a reducir el estrés y la ansiedad durante el embarazo.
  • Favorece el sueño. Descansar bien es una cuestión de horas y de calidad del sueño. Susana, que es española de Sevilla, tiene un ritmo de vida intenso y me decía que suele dormir menos de 7 horas diarias. Es curioso que ahora está durmiendo más, es una necesidad de su cuerpo. El yoga le está ayudando a relajar tanto el cuerpo como la mente, lo que a su vez incide en una mejor calidad del sueño.

Beneficios físicos

  • Mejora la flexibilidad y la fuerza. Las “asanas” o posturas de yoga contribuyen a fortalecer los músculos y aumentar la flexibilidad, especialmente en la espalda y las caderas, lo que puede ser útil durante el parto.
  • Alivia el dolor y la hinchazón. Algunas posturas de yoga pueden ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón en las piernas y los pies, comunes durante el embarazo.
  • Mejora la circulación. El yoga puede mejorar la circulación sanguínea y la digestión, lo que puede ser beneficioso durante el embarazo.

¿Dónde practicarlo?

Es importante recordar que, si decides practicar yoga durante el embarazo, se elija una clase adecuada para embarazadas. Muchos centros disponen de clases especiales que adaptan el ritmo y las posturas para no forzar los tejidos.

También los hay que imparten clases online, por lo que puedes seguirlas desde casa, para mayor comodidad y por ejemplo, con música que haga aun más agradable la sesión. Pero mejor empieza en un centro para seguir las instrucciones del profesor de yoga que ya tiene experiencia con otras mujeres.  Por último, es trascendental escuchar a tu cuerpo para evitar cualquier lesión.

Con una práctica adecuada y segura, el yoga durante el embarazo puede ser una forma saludable y beneficiosa de cuidar de tu cuerpo y tu mente durante este emocionante momento de tu vida.

5/5 - (1 voto)

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta