Distensión abdominal

En este momento estás viendo Distensión abdominal
Distensión abdominal - Unsplash Sean Bety

Se calcula que más del 15% de la población sufre algún episodio de distensión abdominal, o de manera popular, vientre hinchado, al menos una vez al mes. Lo más sorprendente es que esto puede suceder tanto a personas obesas como a delgadas. Y es que no se trata de un problema forzosamente ligado al exceso de comida, sino que como veremos, puede estar relacionado con ciertas intolerancias u otras situaciones.

Aunque normalmente no tiene consecuencias graves en la salud, puede resultar muy molesto e irritante en las personas que lo sufren con frecuencia.

¿Qué es la distensión abdominal?

Se trata de una molestia del sistema digestivo, que aparece normalmente tras una comida o cena. En estos casos, además de sufrir una sensación de incomodidad, el perímetro abdominal se dilata. Es el momento en que nos vemos obligados a aflojar un cinturón o a desabrochar los botones del pantalón.

Aunque hinchazón y distensión se utilizan como sinónimos, a veces en el primer caso, simplemente tenemos una digestión molesta por un exceso de ingesta. En el segundo caso, sin embargo, hablamos de un cuadro diagnosticado por un especialista, que no se produce necesariamente por comidas demasiado copiosas. Sino más bien por un problema digestivo ante ciertos alimentos, que hay que identificar.

¿Quién puede sufrirlo?

Cualquier persona, independientemente de su edad, peso y su IMC.

Existe una mayor tendencia en mujeres, especialmente ligado a su ciclo menstrual. Se estima que entre un 30% y 40% lo sufre. La sensación aparece unos 4 o 5 días antes de la regla, aumentando hasta alcanzar las mayores molestias al inicio de esta.

¿Qué hacer cuando se sufre distensión abdominal?

Hay que distinguir aquellas personas que pueden tener una digestión incómoda con el vientre hinchado de manera bastante puntual, de aquellos en los que aparece varias veces al mes. En este último caso, se debe solicitar un análisis por un médico especialista, es decir un gastroenterólogo o un buen nutricionista.

En muchos casos no existe una causa única que provoque estas molestias. Además el origen en cada paciente puede ser muy variado, por tanto se requiere un diagnóstico y tratamiento personalizado.

Alimentos ricos en fibra - Unsplash - Inigo de la Maza
Alimentos ricos en fibra – Unsplash – Inigo de la Maza

Recomendaciones frente a la distensión abdominal

Cuando sufrimos esta molestia con una cierta frecuencia, hay que analizar si existen algunas pautas alimentarias que puedan estar provocándolo. Conviene apuntar en un diario, qué y en qué cantidades y circunstancias hemos comido previamente.

Veamos algunas de las causas que pueden provocarla de manera más habitual.

Causas

  • En los casos de personas que comen con moderación siguiendo dietas equilibradas, a veces el problema deriva de un exceso de fibra en las comidas.
  • La ingestión de otros alimentos como la especias …
  • Dificultad en la absorción de algunos carbohidratos tales como la lactosa (presente en la mayoría de los lácteos, la fructosa (en frutas, algunas verduras y miel) y sorbitol (de nuevo en algunas frutas y verduras). Al no ser digeridos suficientemente, sirven de alimento a las bacterias intestinales que proliferan en exceso y producen gases en su absorción. En estos casos es común también sufrir diarreas.
  • Intolerancia al gluten. Suele aparecer por predisposición genética, así que si conocemos casos de familiares cercanos convienen realizar un diagnóstico para cambiar la dieta.
  • Situaciones personales de estrés y ansiedad.
  • Enfermedad de Crohn y síndrome del intestino irritable (SII). En estos casos más graves y crónicos hay que realizar un diagnóstico. Suelen ir acompañados de otros síntomas como la diarrea o el estreñimiento frecuente.

Recomendaciones

  • En los casos en que se identifican los alimentos que provocan la hinchazón, su restricción tiene un efecto inmediato en la desaparición del problema.
  • No consumir bebidas alcohólicas y refrescos con gas.
  • No masticar chicles, puesto que de manera accidental hacen que se ingiera aire.
  • Evitar dietas ricas en grasas, que empeoran las molestias.
  • Realizar ejercicio físico moderado, y específicamente ejercicios que fortalezcan la musculatura abdominal anterior, tales como las abdominales o las planchas laterales. También dar un paseo de unos 30 minutos tras las comidas.
5/5 - (1 voto)

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta