Leche en polvo ¿ventajas?

En este momento estás viendo Leche en polvo ¿ventajas?
Leche en polvo - Unsplash Howtogym

La leche en polvo es conocida por la leche infantil. Pero también existen variedades para adultos. En Europa son menos frecuentes, estamos acostumbrados a consumir elche líquida, y cuanto más al norte, leche fresca con tan sólo unos días de caducidad. Sin embargo en Latinoamérica y en otras zonas de Asia y África son bastante populares. 

Por tanto veremos: ¿Cómo se hacen?, ¿Son más o menos sanas que las leches normales?, ¿cuáles son sus ventajas e inconvenientes? Vamos a responder estas preguntas y ver en qué ocasiones son más convenientes.

¿Cómo se hace la leche en polvo?

La leche en polvo también conocida como leche deshidratada se fabrica a partir de leche líquida que se somete a un proceso térmico. Es decir, se calienta a fuertes temperaturas para evaporar el agua en instalaciones conocidas como torres de atomización. Aunque este proceso está muy bien dominado, cualquier aumento fuerte de temperatura, tiene el inconveniente de destruir una parte de las vitaminas.

Tras la atomización, también llamada spray drying, hay una segunda fase de transformación del concentrado de leche en un granulado en polvo por contacto con una masa de aire muy caliente que rodea el producto.

Veamos la comparación del tratamiento térmico con otro tipo de leches.

  • Leche fresca o pasteurizada, entre los 55 y 75 grados C, durante unos 17 segundos.
  • Leche UHT o ultrapasteurizada. Durante 4 o 5 segundos por encima de 135 C.
  • Leche en polvo. En una primera fase de spray drying, unos 70 a 80C durante unos minutos. En la segunda fase de granulado se inyecta aire caliente a unos 200 C.

Aunque desde un punto de vista nutricional, lo ideal sería tomar leche cruda sin tratamiento térmico, la seguridad alimentaria no lo permite. Existen riesgo de proliferación de bacterias peligrosas, por lo que es obligatorio un tratamiento homologado.

Entra las tres comentadas, la opción de mayor calidad nutricional y de sabor, es la leche fresca o pasteurizada. Aunque tienen el inconveniente de su caducidad de solo unos días y que hay que conservarlo todo el tiempo en la nevera.

¿Dónde comprar leche en polvo?

Leche para bebés

Si hablamos de leche infantil, hay numerosos canales de venta en España donde podemos encontrar las marcas. Por un lado, las farmacias y parafarmacias, que cuenta con marcas más o menos exclusivas para este canal. Por ejemplo, Blemil, Nidina de Nestlé, Nutriben, Sanutri, Novalac, etc.

Por otro las marcas de la distribución moderna: Hero, Puleva, Nestlé, etc. También se pueden encontrar en el canal online.

Precio de leches de bebé

Los envases más comunes son de 800 y 400 gramos. Puesto que esta leche no se estropea en al menos un año y los pequeños consumen una gran cantidad, aconsejamos los envases más grandes, ya que tienen un precio más económico.

  • Envases de 800 gramos de farmacia, la mayoría entre 15€ y 20€. En cambio, las leches con alguna funcionalidad especial como anti regurgitación, digestivas, para diarreas, sin lactosa, etc. suelen costar más de 20€ o 25€.
  • Envases de 400 gramos de farmacia, los básicos entre 10€ y 15€. De nuevos las especiales más caras. Esto se traduce en un precio por kilo alrededor de un 25% más caro que las de 800 gramos.
  • Marcas de grandes superficies. Nos encontramos con precios al menos un 25% o 30% más baratos, tanto en los envases de 400 gramos como en los de 800 gramos. Es el canal recomendable para leches básicas infantiles.

Leche en polvo para adultos

Si hablamos de leche en polvo para adultos, la mayoría de cadenas de distribución en España ofrecen una o dos referencias de esta variedad. También se ofrece por los canales online.  

Veamos algunas cadenas y marcas a destacar

Precio de leche en polvo para adultos

Si nos centramos en los envases de un kilo de leche básica, los precios oscilan entre 6,70 y 9€ el kilo.

Cuando se reconstituyen con agua, son equivalentes a unos 8 litros de leche. El precio por litro se sitúa por tanto a partir de unos 0,80 € el litro. En ocasiones por encima del euro. Son precios por tanto similares a las de la leche líquida.

 

Leche en polvo Asturiana
Leche en polvo Asturiana

Leche en polvo, ventajas e inconvenientes 

Ventajas

  • Dura mucho más tiempo que la leche líquida. Conservando durante bastantes meses, hasta más de un año, los nutrientes principales de la leche, sobre todo las proteínas y el calcio. Eso sí, hay que preservarlas en sus envases de la luz, el calor, la humedad y el oxígeno. Una vez abierto el envase, se debe consumir en las semanas siguientes y no guardarlo durante meses.
  • No necesitamos guardarla en el frigorífico, lo podemos hacer a temperatura ambiente. Por eso es idónea en países con poca infraestructura logística de frío. Tal como almacenes o camiones que mantengan temperaturas frías.
  • Es más fácil añadirle nutrientes de tipo funcional. Por ejemplo, probióticos, vitamis y minerales.

Inconvenientes

  • No es un producto fresco, especialmente si lo comparamos con la leche fresca o pasteurizada, que es la que sufre un proceso térmico menos fuerte. Por ello se pierden algunos nutrientes originales, en especial vitaminas.
  • Perdemos algo del sabor natural de la leche, resulta más artificial.

En cuanto al precio, hemos visto que una vez reconstituida la leche con agua, es similar al de una leche líquida. Ni más ni menos ventajoso.

Por tanto, nuestra recomendación es que sigas comprando leche líquida, salvo que tengas un problema de espacio en el frigorífico o una cocina demasiado pequeña para almacenar los envases de leche líquida.

Historia

Casi el 90% de la leche de vaca, y la de la mayoría de especies, es agua. Además de nutrientes importantes como proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales. Como consecuencia de esos nutrientes, un litro de leche pesa algo más que un kilo, en concreto alrededor 1,03 kg. No es como el agua, donde un litro se corresponde bastante aproximadamente a un kilo.

En 1802, el doctor ruso Osip Krichevsky inventó un proceso que permitió evaporar el contenido líquido de la leche para quedarse con una especie de pasta láctea. Poco a poco se consiguió modernizar este proceso y ya en el siglo XX se empezó a producir de manera industrial para facilitar el transporte en algunas regiones del mundo donde escaseaba la cabaña ganadera.

Uno de los hitos en la historia de la leche en polvo, es la innovación en forma de leche en polvo para bebés, que inventó Henry Nestlé en 1897. En una época en la que no existían neveras, este producto aumentó enormemente la seguridad de las fórmulas infantiles. Y es que el riesgo de contaminación bacteriana es mucho menor que en la leche líquida cuando no se conserva en frío.

5/5 - (1 voto)

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta