Nata para cocinar o nata líquida

En este momento estás viendo Nata para cocinar o nata líquida
Nata para cocinar - Unsplash Jocelyn Morales

La nata para cocinar o nata líquida, es un ingrediente que se usa para elaborar tantos platos salados como dulces. En el primer caso hay recetas para carnes, para pasta, para algunas verduras al horno, etc. Y en el segundos múltiples postres y bizcochos. Se la conoce también como nata líquida, y es que es menos densa que la nata para montar.

España, como otros países de la cuenca mediterránea, da preferencia al uso del aceite de oliva para cocinar. Nutricionalemente es más interesante por su contenido graso más sano. Pero la nata líquida es una opción para dar una cremosidad especial a algunos platos. Mientras que no la usemos con mucha frecuencia, es perfectamente asumible en una dieta equilibrada.

La nata no es otra cosa que la grasa de la leche. Nuestros abuelos la usaban en una época en la que no era fácilmente accesible, untada en tostadas. Hoy en día existe una buena oferta en el mercado, que se clasifica por la cantidad de materia grasa que contiene. A más grasa, tendremos una crema más consistente y con más sabor. Si optamos por una ligera, obtendremos platos algo menos pesados.

Tipos de nata para cocinar y marcas

La primera manera de distinguirlas es por la materia grasa. Su cantidad es menor que la nata para montar, que suele estar por encima del 33% de grasa.

Otra característica de la mayoría de fabricantes es que añaden al producto almidón de maíz. Se trata de un espesante natural para evitar que la textura de la nata sea demasiado líquida.

Veamos algunas de las principales marcas.

Reny Picot

  • Nata para cocinar tradicional. Suele contener 22% de materia grasa.
  • Nata para cocinar ligera. En este caso tendría un 12% de materia grasa.

Asturiana

  • Nata para cocinar tradicional, Contenido de 18% de materia grasa.
  • Nata para cocinar ligera. Tan sólo 5% de materia grasa.

President

Resulta menos natural que las anteriores, ya que añade en su fórmula un emulgente (E-472e) y otros espesantes además del almidón de maíz, pectinas (E440 y carragenato).

  • Nata para cocinar tradicional, Contenido de 18% de materia grasa.
  • Nata para cocinar ligera. 12% de materia grasa.

Hacendado

Como President forma parte de las natas menos naturales y que añaden en su fórmula otros espesantes y hasta 4 estabilizantes. Por tanto no la recomendamos.

  • Nata para cocinar ligera. 15% de materia grasa.

¿Cómo hacer nata para cocinar?

Si estás pensando en preparar tu propia nata para cocinar, el primer consejo es saber para cuantas personas vas a cocinar. Realmente para una pequeña familia, no merece la pena, ya que los envases pequeños son útiles y parten de ingredientes naturales.

Puede considerarse si vas a preparar una comida o cena especial para muchos comensales y quieres darle un toque personal a la crema.

Ingredientes para 7 u 8 comensales

  • 300 ml. de leche entera (dos vasos casi enteros).
  • 300 gr de mantequilla normal (80% de materia grasa).

Nata para cocinar preparación

Calentamos la mantequilla en una olla a fuego bajo, la removemos con un cucharón y la dejamos que se deshaga. Entonces la mezclamos con la leche. Otra opción más simple es calentar tanto la mantequilla como la leche en un recipiente en el microondas e igualmente lo mezclamos bien después. Si hace falta podemos usar una batidora para asegurarnos que la mezcla sea homogénea.

Dejamos que la mezcla se enfríe un poco y la metemos en la nevera hasta que esté fría y lista para su uso.

Nata para cocinar receta - Rawpixel
Nata para cocinar casera – Rawpixel

Nata vegetal

De más reciente aparición en el mercado, tenemos la nata vegetal. Se suele preparar con grasas como la soja, el coco, el palmiste, etc. El sabor difiere de la nata normal, pero permite los mismos usos en cocina dulce y salada.

Es una opción para los intolerantes a la lactosa, aunque existen en el mercado opciones de nata normal sin lactosa. También para los vegetarianos que tampoco consumen lácteos.

Para todos los demás recomendamos la nata de leche animal. Tanto por el sabor tradicional que aporta, como por su mayor naturalidad. Algunas natas vegetales contienen aditivos y cuando proceden del coco o el palmiste, tienen un alto contenido en grasa saturada. Cierto que pasa lo mismo con la nata normal, pero recomendamos comparar los listados nutricionales porque podemos llevarnos sorpresas.

5/5 - (1 voto)

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta