Receta de natillas caseras

En este momento estás viendo Receta de natillas caseras
Natillas y presentaciones

Oler a canela, atravesar el pasillo y encontrar a tu abuela preparando natillas una vez más. Cuando era pequeña, ella siempre me dejaba participar en la receta, colocando una galleta en cada uno de los vasitos. Como la guinda del pastel… No puedo imaginar un postre que me haga sentir más en casa.

Si queréis que un cálido y agradable aroma impregne vuestra casa, esta es la receta perfecta. Una receta que podrás preparar en cualquier momento, ya que los ingredientes, son básicos de tu nevera. Huevos, leche, canela… Además de su sencillez y corto tiempo de elaboración, no querrás más comprar postres procesados. Las natillas se conservan perfectamente en el frigorífico durante al menos 3 días, así que aprovecha y cocina gran cantidad.

Aunque para mí el origen de las natillas fue en los fogones de mi abuela, se cree que su nacimiento se originó en los conventos europeos. La principal razón de esta teoría es por la sencillez de su elaboración y el reducido coste de sus ingredientes, algo que lo hacía un plato idóneo para los conventos. No obstante, hay otra creencia bastante extendida que sitúa el origen de natillas en la repostería francesa durante la época del Renacimiento.

Receta de natillas
Natillas

Amélie y la Crème brûlée o natillas francesas

Seguro que has oído hablar de la versión francesa de nuestro postre popular, la Crème brûlée. La mayor diferencia entre las natillas y la Crème brûlée (literalmente, crema quemada) es que la segunda lleva una capa de azúcar caramelizada o quemada encima, lo que le aporta una textura crujiente a la crema.

Para Amélie la crème brûlée es un pequeño placer, no solo para el gusto sino para el oído. Amélie es la protagonista de la nueva película que os recomendamos con esta receta: Le fabuleux destin d’Amélie Poulain o conocida en España simplemente como Amélie.

Su éxito ha sido tal, que es la película de lengua francesa más vista después de Los Intocables, por lo que ha llegado a convertirse en una película de culto. La película de Jeunet representa el amor y la relación como una energía transformadora, que da el sentido de la vida. Camarera en Montmartre, Amélie encuentra un propósito en la vida: mejorar la vida de los demás. Mientras se emplea a fondo en su objetivo, un joven extraño aparece repentinamente: Nino, coleccionista de fotos de fotomatón que salen mal. Un juego de escondite comienza entre ellos.

Amélie no tenia un hombre en su vida, lo habían intentado pero el resultado nunca había estado a la altura de sus expectativas. En cambio, cultiva el gusto por los pequeños placeres…Hundir la mano en un saco de legumbres, partir el caramelo de la Crème Brûlée con la cucharilla y hacer rebotar las piedras en el canal Saint Martin.

Amélie y creme brulee
Amélie y crème brulee

Ingredientes de natillas caseras

Para 6 raciones individuales

  • 500ml de leche (mejor semidesnatada, o vegetal de almendra para los que busquen una alternativa)
  • 4 yemas de huevo
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de maicena
  • 1 cucharadita de esencia vainilla
  • 1 rama de canela
  • Piel de un limón

Para decorar

  • Galletas María
  • Canela en polvo
  • Frutos de bosque congelados

Preparación

1.-Comenzamos infusionando la leche en un cazo al fuego, donde añadimos la piel del limón lavada, la ramita de canela y la cucharita de esencia de vainilla. Espera a que la mezcle comience a hervir y retírala. Déjala reposar entre 15-20 minutos.

2.-Mientras que la leche se templa, con la ayuda de unas varillas en un cuenco aparte, mezcla el azúcar, las yemas y la maicena. Reserva las claras y aprovéchalas para hacer otra receta como una tortilla de claras, rápida y sencilla. La tortilla de claras es una propuesta baja en calorías y colesterol, llena de sanas proteínas, perfecta para un desayuno consistente o una cena ligera. Te recomendamos que uses especias para aromatizarla, ya que al no llevar yemas el sabor es mas ligero.

3.-Incorpora al recipiente de la leche esta última mezcla y remueve hasta conseguir una textura homogénea.

4.-Cocina las natillas en ese mismo cazo, pero esta vez al baño maría. Es decir, el cazo debe situarse encima de otro que contenga agua en el fuego. Cocina entre 10-15 minutos sin parar de remover para que no se pegue. La maicena ayudará a que la leche no se corte y que consiga una textura más espesa.

5.-Vierte el contenido en pequeños tarros individuales, ya que cada uno de estos serán una reacción individual. Y deja enfriar fuera antes de meterlos en el frigorífico.

6.-Una vez que la temperatura no sea tan alta, añade una de las famosas galletas María y ponle un film que les proteja en el frigorífico, al menos durante 3 horas.

Si quieres experimentar uno de los grandes placeres de Amélie Poulain, haz la versión francesa de las natillas y sumérgete en el sonido al romper el caramelo con una cuchara. Y acompaña el postre con esta deliciosa película que te hará soñar.

5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta