Rodaballo al horno

En este momento estás viendo Rodaballo al horno
Rodaballo al horno

Explicamos la receta de rodaballo al horno, un pescado blanco muy apreciado para cocinar. La textura de su carne es relativamente firme y su sabor delicado y jugoso cuando se prepara al horno. Eso sí, no es de los pescados más económicos. Lo solemos encontrar en las cartas de buenos restaurantes de pescado, así que te vamos a mostrar como organizar una comida casera de cinco estrellas.

Como el resto de pescado blancos es sano y digestivo. Una excelente fuente de proteínas y grasas saludables.

Pesca y cultivo del rodaballo

También llamado turbot, que es también su nombre en inglés, y con una denominación científica Scophthalmus maximus.

Desde un punto de vista zoológico, el rodaballo es muy característico y fácil de identificar. Primero por la asimetría de sus rasgos, con una alineación de sus dos ojos en una solo de sus lados. También varía su color, con un flanco superior o izquierdo sin escamas y adaptativo según el fondo en que nade. A veces pardo oscuro, para confundirse con las rocas, otras más claro si navega por la arena. Sin embargo, su lado inferior, también sin escamas es más claro.

Normalmente en su edad adulta miden unos 60 o 70 centímetros, llegando los ejemplares más grandes, que se corresponden con hembras, hasta el metro y más de 20 kilos de peso. Posee un cuerpo plano, ancho y ovalado, que no es especialmente estilizado.  

El rodaballo crece de manera salvaje en el Atlántico y del Mar del Norte, aunque también se puede encontrar en el mediterráneo. Durante su etapa de desarrollo habitan en aguas profundas mientras que en la vida adulto prefieren acercarse a las costas para alimentarse de pequeños moluscos, crustáceos y otros peces.

Hoy en día existe una actividad de piscicultura de cara al consumo humano, en nuestro país destaca la producción en Galicia.

Rodaballo - Rawpixel
Rodaballo – Rawpixel

Ingredientes de rodaballo al horno para 4 personas

Cuando contamos con una buena materia prima de pescado o carne, los sabores se realzan sin necesidad de abusar del acompañamiento. Por eso la lista de ingredientes que proponemos es limitada:

  • 1 rodaballo de unos 3 kilos. Pediremos al pescadero que lo limpie y corte la cabeza.
  • 4 patatas nuevas.
  • 2 cebollas medianas.
  • Medio vaso de vino
  • 4 dientes de ajo.
  • Unas hojas de perejil fresco.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Medio limón.
  • Sal.

Preparación

Comenzamos friendo en un poco de aceite, a temperatura media, las cebollas cortadas en rodajitas. Dejamos que se doren ligeramente y las escurrimos con una espumadera para retirarlas.

Preparamos las patatas en rodajas no muy finas. En la sartén donde hemos cocinado las cebollas añadimos más aceite y cuando esté caliente freímos las patatas bajando a fuego medio y tapando para que se cuezan ligeramente. Cuando estén listas las escurrimos bien y las guardamos en un plato con papel de cocina.

Troceamos los ajos y las hojas de perejil. Las machacamos en un mortero hasta que formen una masa homogénea.

En una fuente para el horno colocamos con la ayuda de una cuchara una base extendida con las patatas y las cebollas.

Salamos el rodaballo por los dos lados y lo colocamos sobre la base, le realizamos unos pequeños cortes transversales para facilitar su horneado. Añadimos un pequeño chorreón de aceite de oliva, el zumo del medio limón y el medio vaso de vino blanco.

Con la ayuda de un pincel de cocina, extendemos la masa de ajo y perejil.

Precalentamos el horno a 180 grados con la función de calor superior e inferior e introducimos la bandeja. Después de unos 30 minutos podemos apagar el horno, pero dejar la bandeja otros 5 minutos para que termine de hacerse con el calor residual.

¡Y listo para disfrutar!  No debemos esperar a comerlo para evitar que se reseque.

5/5 - (1 voto)

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta