Seguros de salud y contaminación atmosférica

Seguros de salud y contaminación atmosférica
Contaminación

La contaminación atmosférica está relacionada con la salud. Por este y otros motivos, se han establecido protocolos que restringen el tráfico y que se han activado en las principales ciudades del mundo para contrarrestar los efectos de una elevada contaminación, sobre todo en épocas de escasas precipitaciones.

Limitaciones en grandes ciudades

En diferentes ciudades europeas es complicado (por no decir imposible) el acceso al centro con vehículos particulares. Es el caso de Londres, donde hay que pagar un “peaje” para circular por determinados barrios. O Madrid, donde hay zonas a las que no pueden acceder diferentes tipos de vehículos.

La razón de que se hayan activado este tipo de restricciones es mantener la calidad del aire en niveles adecuados para la salud. En efecto, la atmósfera, es decir el aire que respiramos, contiene una serie de elementos que no son útiles pero contaminan.

Los más habituales en las grandes ciudades, causantes de contaminación atmosférica, son el dióxido de nitrógeno. Y las PM 2,5 µ (el dióxido de azufre ha caído un 78% desde 2000 en Europa y el ozono sólo sube cuando sube la temperatura y en días soleados). Cuando son altos, entran en vigencia los protocolos de restricción de tráfico, ya que estos contaminantes se generan principalmente durante la combustión del combustible.

¿Qué efectos tienen estos elementos en nuestra salud?

La inhalación de estos contaminantes aumenta las enfermedades respiratorias. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 72% de las muertes prematuras por contaminación del aire exterior en 2012 se debieron a cardiopatía isquémica y accidente cerebrovascular, principalmente debido a partículas más pequeñas.

Cuando el aire que respiramos no es puro, las visitas a urgencias se multiplican, las cuales están saturadas de personas con problemas respiratorios. Cuando los contaminantes entran por nuestra nariz, provocan daños en el sistema respiratorio y molestias como dificultad para respirar, sensación de falta de aire, estornudos, lagrimeo, tos, fatiga, sequedad de las mucosas … Una gran cantidad de síntomas pueden aparecer. que según cada uno se puede manifestar en mayor o menor grado.

En efecto, se ha descubierto que, durante los meses de invierno, si se elevan las partículas contaminantes, también se eleva el número de enfermedades respiratorias y las visitas a urgencias son más frecuentes por neumonía o exacerbaciones bronquiales. Las admisiones hospitalarias de pacientes con enfermedades respiratorias crónicas cada vez son más elevadas.

Pero puede ir más lejos. Según estudios de la OMS, la contaminación ambiental no solo pone en peligro nuestro sistema respiratorio, lo cual aumenta el riesgo de determinados tipos de cáncer, sino también de otras enfermedades: afecta la fertilidad, el embarazo, los niños pequeños, está ligada a la diabetes, la obesidad, el envejecimiento, senil. demencia y otras enfermedades.

Por esta razón, el cuidado del medio ambiente también significa cuidar nuestra salud. Recuerda que más del 75% e incluso el 98% en las zonas urbanas del dióxido de nitrógeno en el aire, uno de los mayores contaminantes, es producido por los tubos de escape de los automóviles.

No es raro ver algunas de las grandes ciudades en días de alta contaminación atmosférica cuando la gente usa máscaras. Es un hecho mucho más común en los países de Oriente, pero poco a poco se hace más frecuente en las ciudades de Occidente.

Para intentar reducir los niveles de contaminación, la OMS puso en marcha una campaña a favor del aire limpio con la que se busca la concienciación de las personas de que la contaminación es un “asesino silencioso” que está presente en todas partes y del gran impacto que tiene en la salud.

Aunque los mayores problemas de salud ocurren en días de fuerte contaminación, respirar aire no saludable tiene efectos a largo plazo sobre la salud. Diferentes acciones tan fáciles como dejar el coche en casa y utilizar el transporte público o la bicicleta, ayudan a mejorar el aire que respiramos.

La contaminación ambiental es un problema tan grande en este momento que aseguradoras como Mapfre han creado un seguro de responsabilidad ambiental que protege a las empresas contra posibles eventos imprevistos que dañan el medio ambiente, como:

  • Daño a suelos, vida silvestre y hábitats protegidos.
  • Daños a las aguas y daños a las costas marinas y estuarios.

Juan del Real Martín

Soy economista y experto en derecho del consumo y comercio electrónico. He vivido en muchos lugares y me gusta leer y montar en moto. Después de trabajar durante ocho años en la asociación de consumidores más grande de España, decidí crear y financiar Consumoteca.com de mi bolsillo en 2009 para ayudar a las personas a no ser engañadas por las empresas. Consumoteca, con 3.500 contenidos prácticos, tiene una vocación de servicio gratuito para toda la comunidad. Quiero contribuir con mis conocimientos en derecho del consumo, así como en Internet y comercio electrónico a una sociedad más informada. Lo que me gusta de mi proyecto es que está vivo y crece cada día. Todos tenemos una responsabilidad como consumidores. La mía está aquí, en Consumoteca.com.

Deja una respuesta