La manzana, el mejor tentempié

En este momento estás viendo La manzana, el mejor tentempié
Manzana Red Delicious - Unsplash Fumiaki Hayashi

El manzano es probablemente el árbol frutal más extendido por todos los rincones de la tierra. Se consume desde el inicio de la historia de la humanidad, y las distintas civilizaciones cruzaron sus variedades hasta dar lugar, a miles de distintas variedades hoy en día. Se distinguen por su tamaño, por el color, por la dulzura y la textura. Pero todas ellas tienen en común ser muy sanas.

Pertenece a la familia de las rosáceas, a la que pertenecen no solo los rosales, sino toda una prolífica estirpe de plantas frutales, desde la nectarina, hasta la pera o el albaricoque.

Historia y cultura de la manzana

Las altas montañas de Tian Shan, en Asia central, y que recorren el sur de Kazajistán, limítrofe con el norte de China, y el Kirguistán, son el origen de varias especies frutales, incluido el manzano. Quien haya visitado Almaty, la segunda ciudad más importante kazaka, se habrán sorprendido por esa mole nevada pegada a la ciudad. Y también habrá escuchado que aquí se reivindica el nacimiento de los manzanos.

Fue hace varios milenios que el cultivo se extendió por China, Asia central y Oriente Medio. Y más tarde, a través de la antigua ruta de la seda, hasta Europa, desde donde saltó a América a partir del siglo XVI.

Es curioso, que un alimento tan asequible, sabroso y nutritivo, se asocie al fruto prohibido que Eva le ofreció a Adán, en la interpretación bíblica del paraíso terrenal. O que los hermanos Grimm, la utilizaran como el fruto que envenenó a Blancanieves. Y es que, en estos últimos milenios, el manzano se ha ligado profundamente a la cultura judía-occidental.

Así, todas las grandes naciones de Europa, se sienten orgullosas de algunas de las variedades que cultivan. En Italia existe la ruta de la manzana en el norte montañoso, donde son famosas las manzanas del Trentino. Los franceses se sienten orgullosos de las manzanas de Calvados, en Normandía, que se utilizan para elaborar  sidra y licores. Y los españoles alaban las manzanas asturianas, tanto para comer crudas como para elaborar esta cñelebre sidra.

Cultivo de la manzana

El manzano es un árbol con una hoja ovalada verde oscura y caduca. Puede crecer de forma silvestre hasta los 8 o 9 metros, aunque de cara a su explotación agraria, la poda limita su crecimiento hasta los 3 o 4 metros.

Cuando permanece sano y cuidado, viven unos 60 a 80 años, los más longevos llegan al siglo. Si se plantan sus semillas, se debe esperar 8 o 10 años antes de que crezcan y comiencen a dar fruto, pero también existen semillas de injertos que comienzan a producir tras dos años. Estos árboles son generosos, si están bien regados y abonados, cada árbol ofrecerá más de más de 300 o 400 frutas por temporada. Así, hasta que cumplan unos 40 o 50 años, cuando dejan de dar fruto.

En el hemisferio norte, florecen al inicio de la primavera. Sus pequeños brotes derivan en hojas que pronto se despliegan o en ramilletes de 5 o 6 flores. El olor agradable del néctar y de sus pétalos atrae a las abejas, que polinizan los manzanos, pasando de unos a otros árboles. En el interior de las flores, la parte exterior del ovario evoluciona hasta convertirse en la pulpa de la manzana. Y en su interior, está recubierta que protege a las semillas.

Cuando el calor llega en los meses veraniegos, los frutos engordan y poco a poco desarrollan su piel con sus múltiples y alegres colores. Ya al inicio del otoño, las manzanas maduran, se endulzan y están listas para su cosecha.

La vida comestible de la manzana tras la cosecha, se puede alargar durante más de tres o cuatro meses. Esto la incluye, junto a la pera de invierno, como uno de los frutos que mejor se pueden aprovechar.

La poda se realiza en invierno y ayuda a alargar su vida, además de facilitar la recogida de la fruta.

Cultivo de manzanos - Unsplash Michael D Weidner
Cultivo de manzanos – Unsplash Michael D Weidner

Variedades de manzanas

Dado que el cultivo de esta fruta se ha desarrollado en todas las esquinas del planeta y desde hace numerosos siglos, la selección humana nos ha llevado a numerosas variedades por regiones del mundo.

En Europa, las más conocidas son:

Manzana Fuji

Las manzanas más populares de Japón, donde tienen su origen hace un siglo. Hoy se producen en Europa, donde también están muy extendidas y sobre todo en Estados Unidos.

Son más bien grandes y redondas. Su pulpa es de las más dulces, ya que su contenido en fructosa puede estar en unos 10 gramos, y crujiente. Se conservan durante bastante tiempo, hasta 6 meses.

Las más habituales son de color rojo, a veces tendiendo hacia el rosa. 

Royal Gala

Se caracteriza por su piel brillante de color rojizo, con tonalidades amarillentas. Además, está rayada con tonalidades anaranjadas.  Se puede comer directamente y usar en cocina y repostería. Si no se conservan bien, puede adquirir una textura harinosa.

Su origen está en Nueva Zelanda, donde a partir de cruces de diversas familias, obtuvieron esta popular variedad en los años 60. Curiosamente se denomina así, en honor a la reina Isabel II, que fue agasajada durante un viaje. Hoy en día se produce en numerosos países.

Manzana Golden

Así llamada por su intenso color amarillo con ligeros pigmentos oscuros. Es una variedad dulce, crujiente y agradable en la boca.

Su origen está en un cruce de variedades, cultivado a principios del siglo XX en el estado de Virginia, en Estados Unidos. Hoy en día es muy popular y su cultivo se extiende en numerosos países.

Es versátil, para comer sola o en repostería, por su dulzor.

Manzana Reineta gris

De color verde claro, manchado por tonos grisáceos claros. Pertenece a un cruce con origen europeo y su cosecha es tardía, ya avanzado el otoño. La pulpa es firme y crujiente, con un sabor más bien ácido.

Se usa mucho para cocinar y en repostería.

Manzana Red Delicious

Presenta una piel áspera, roja oscura y una forma alargada, con varios salientes en la base, que le sirven de base cuando la colocamos en un plato. La pulpa es aromática, con un olor agradable y jugosa. Se puede consumir tanto al natural cono en ensaladas.

Manzana Pink Lady

En este caso su aspecto externo es rosado. Como la anterior se utiliza para las ensaladas y como ingrediente de cocina.

Manzana Granny Smith

Su piel es de un color verde brillante, también la pulpa tiene una tonalidad verdosa. Para los que les guste, en boca es bastante ácida, densa y crujiente.

Producción en España

Las manzanas se cultivan en numerosas regiones de la península, principalmente en el Valle del Ebro, tanto en Cataluña, como en Aragón.

Hay que destacar la labor de búsqueda de calidad y promoción que se viene realizando desde varios IGP y DOP, entre las que destacamos:

IGP de manzanas de Girona.

Se cultivan cuatro variedades, de buena calidad organoléptica, gracias al clima idóneo de esta comarca,  proxima al Mediterráneo y a los Pirineos, con temperaturas suaves y humedad relativa.

DOP de manzanas Reineta del Bierzo

Pertenecen a las variedades Reineta Blanca y Reineta gris, destinadas al consumo humano en fresco. Destacan por sus mezclaa de olores y aromas nasales a ácido, hierba, manzana madura y vainilla.

DOP Sidra de Asturias

Sigue un proceso de siglos, de selección de manzanas asturianas de gran calidad, que les permiten elaborar la característica y única sidra asturiana.

Información nutricional

Que la manzana es sana, es algo que se conoce desde antaño. Los anglosajones dicen “An apple a day, keeps the doctor away”, que es la trascripción exacta de otro dicho español: una manzana cada día, de médico te ahorraría.

Son muy digestivas, por su alto contenido en agua, alrededor del 85%, y por a su alto contenido en fibra, que se encuentra no solo en la piel sino también en la pulpa. Además, son muy completas nutricionalmente. Sus azúcares en forma de fructosa, son más sanos de forma natural que los azúcares refinados utilizados en la industria alimentaria.

De sus vitaminas destaca la presencia de vitamina C, y en menor medida de vitaminas A y E. Y respecto a los minerales sobresale el potasio, que contribuye a algunas funciones del sistema nervioso y muscular.

También son ricas en flavonoides, unos pigmentos que tiñen los colores de la fruta, y que tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Para terminar sus virtudes nutricionales, las manzanas ayudan en la limpieza bucal, dejando además una sensación refrescante. Por eso, son un postre ideal cuando comemos en un picnic o en la calle. Mucho más sanas y convenientes que una chocolatina o una galleta, si además no podemos cepillarnos los dientes.

A continuación mostramos una tabla nutricional de la manzana, que puede variar ligeramente según el tipo de variedad.

Manzana información nutricional
Manzana información nutricional

Uso de la manzana

El consumo natural, es por supuesto el más común. Su textura ligeramente crujiente, fácil de masticar y que deja la boca fresca y limpia, la hacen una fruta especialmente agradable para picotear entre horas.

Pero también existe un uso amplio en la repostería. ¿Quién no conoce la tradicional tarta de manzana? elaborada con una masa recubierta de manzana que se prepara al horno.

Otro uso interesante es en ensaladas verdes, contrastando su sabor dulce con el de la lechuga e hierbas, y adquiriendo una deliciosa suavidad con el aceite de oliva.

Por último recordamos su consumo como bebida, especialmente en tierras de origen celta, donde permite elaborar la sidra.

5/5 - (1 voto)

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta