Mascotas y salud mental

En este momento estás viendo Mascotas y salud mental
Mascotas y salud mental - Unsplash Eric Ward

Se considera que los perros son los primeros animales salvajes domesticados. Se sabe que descienden de lobos que ocupaban la amplia región de Eurasia. Hace alrededor de 15.000 a 30.000 años algunas estirpes evolucionaron hacia comportamientos más sociales, de la mano de los homos sapiens u hombres modernos. Sus primeros cometidos eran contribuir a la seguridad del grupo, pero poco a poco la relación cambió hasta convertirse en fieles amigos de los hombres. En este artículo reflexionamos sobre los beneficios de tener mascotas y la salud mental.

¿Quién se puede beneficiar de las mascotas?

Todo el mundo, pero de manera especial algunos grupos de personas más vulnerables:

  • Los niños a partir de los 2 o 3 años.
  • Las personas mayores que viven solas.
  • Las personas que sufren depresión.
  • Cualquiera que haya sufrido una experiencia traumática, como la pérdida de un ser querido o por ejemplo, simplemente un desamor difícil de superar.

Beneficios para la salud de tener mascotas

Aunque todos los beneficios que vamos a mencionar están relacionados, vamos a clasificarlos por grupos de ventajas.

Beneficios de salud mental

  • Mejora de estados depresivos y alivio de la tristeza vinculada a una sensación de soledad. Por un lado, la presencia de una mascota es una responsabilidad ya que exige cuidados, desde la alimentación, la limpieza, el cuidado de su salud o los paseos para su desahogo. Son una razón para levantarse cada mañana. Esta tarea permite mejorar la confianza en uno mismo y sentirse útil. Por otro lado, la compañía y la interacción con un animal estimula la comunicación tanto verbal, como no verbal. La sensación de gratitud que podemos recibir es muy gratificante. Hasta el punto que estimula la segregación de hormonas como la dopamina, la oxitocina o la serotonina.
  • Reducción del nivel de estrés. En los casos de ansiedad ligada al trabajo, el regreso al hogar y la interrelación con la mascota facilita la desconexión. También en otros casos parece que puede disminuir la tensión arterial.
  • Mejora de la autoestima. En aquellos casos donde se necesita mejorar este aspecto, una mascota es un compañero ideal. Su lealtad es a veces a prueba de bomba. No nos sentimos juzgados, ni cuestionados, ni discriminados, sino fielmente acompañados.
  • Aprendizaje des sentido de la responsabilidad. Es un beneficio oportuno para los más pequeños, que aprenden la importancia de cumplir con ciertas rutinas, Afianzan el sentido de la protección y del cuidado de los que más lo necesitan.

Beneficios para la salud física

En los casos de personas sedentarias, la convivencia con algunas mascotas, especialmente los perros, implica mayor actividad física. Estos animales de compañía exigen unas rutinas de salida y de paseos diarios. Algunos ejemplares vigorosos, precisan de largos paseos a buen ritmo.

Beneficios sociales

En los casos de personas aisladas y solas, las mascotas facilitan los encuentros con otras personas que comparten los mismos intereses. La preocupación e interés por los animales une de gran manera a las personas que tienen mascotas.

Mascotas y autoestima - Unsplash Jonas Vincent
Mascotas y autoestima – Unsplash Jonas Vincent

Evidencia científica

Hay estudios que demuestran la influencia de los perros y otras mascotas en la salud mental. La solidez de esta conclusión se constata en el origen diverso de esas investigaciones.

Existe, por ejemplo, un estudio en Malasia  en 920 hogares  sobre el efecto que tuvo tener mascotas durante los periodos de confinamiento en plena pandemia de Covid. Evidentemente la cuestión del espacio disponible, en un momento de encierro en los hogares es importante. Pero aun así los investigadores llegan a la conclusión de que las mascotas aumentaron el nivel de satisfacción y salud mental en los hogares en que estaban presentes. Parámetros como tendencia a la depresión, nivel de estrés, resiliencia y emociones positivas fueron más favorables cuando habías presencia de animales domésticos.

Otro estudio interesante con un grupo de riesgo, es el que se hizo en EEUU con veteranos de la guerra. En este caso se constató una mejora en las situaciones de estrés post traumático, una mejora de la satisfacción personal y del sentimiento de bienestar, así como facilitó el desarrollo de nuevas relaciones sociales en estos grupos vulnerables.

 

5/5 - (1 voto)

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta