Yurelax, relajante muscular con ciclobenzaprina

En este momento estás viendo Yurelax, relajante muscular con ciclobenzaprina
Yurelax relajante muscular - Unsplash Romina Farias

Yurelax en un fármaco relajante muscular, que precisa receta médica. Su principio activo es la ciclobenzaprina hidrocloruro, que está indicada para aliviar el dolor de las contracturas musculares.

Es importante recordar que no sirve como antiinflamatorio, ni analgésico, ni somnífero, sino específicamente como relajante muscular.

Las contracturas musculares

A veces no somos conscientes de hasta qué punto este es un problema generalizado. Se calcula que cada año entre un 10% y 15% de la población sufre dolor crónico musculoesquelético. Entre las causas están las contracturas musculares y otras lesiones musculares. Se considera que este conjunto de trastornos de origen muscular supone la primera causa de dolor crónico en España. Con el impacto social, pero también económico que esto implica.

Las contracturas musculares se producen tras un mal gesto realizado de forma involuntaria o por un traumatismo, tras un esfuerzo físico excesivo. En estos casos se produce una fuerte contracción del músculo que puede hacer que se inflame, se endurezca y se dañe, con el consecuente dolor.

Yurelax, ¿para qué sirve?

Los médicos reservan este fármaco para dolores musculoesqueléticos agudos y dolorosos. En cambio, existen otras opciones para los dolores leves. Tampoco es apto para los dolores que tienen su origen en el sistema nervioso central.

En concreto, tenemos las siguientes situaciones en las que es pertinente.

  • Contracturas musculares por contracción muscular que acabamos de comentar.
  • Tensión muscular. Se refiere nuevamente a una contracción continua de uno o varios músculos.
  • Tortícolis. Es decir, una contractura del cuello que afecta al llamado músculo esternocleidomastoideo. O el lumbago, en la musculatura lumbar, que también se trata con diazepam.
  • Latigazo cervical. Afecta igualmente al cuello, pero a diferencia del tortícolis se produce tras un movimiento brusco primero adelante y después hacia atrás, típico de los accidentes de coche.
  • Esguince. Un estiramiento a veces con desgarro de los ligamentos. Habitualmente en el tobillo.

Normalmente en estos casos, y si el problema no es muy grave, el medicamento permite recuperar una vida normal rápidamente. Aun cuando haya que continuar una rehabilitación de la zona afectada.

Yurelax 10 mg

Para profundizar un poco más en este fármaco, vamos a acudir a su prospecto informativo.

Se comercializa en cajitas de cartón que contienen un blíster con 30 cápsulas color verde y blanco, de gelatina dura.

Cada cápsula contiene 10 mg de ciclobenzaprina hidrocloruro, su principio activo. Y una serie de excipientes: estearato de magnesio, talco y celulosa microcristalina. La cápsula de gelatina dura se compone de dióxido de titanio, indigotina y quinoleína.

No precisa de condiciones especiales de conservación.

Como todos los fármacos hay que tener la precaución de guardarlos fuera de la vista y del alcance de los niños.

Yurelax con ciclobenzaprina
Yurelax con ciclobenzaprina

Precauciones antes de consumirlo

 No pueden tomar yurelax los siguientes grupos:

  • Los alérgicos a la ciclobenzaprina o a cualquiera otro componente del fármaco.
  • Quienes padezcan enfermedades de corazón, tales como arritmias, alteraciones de la conducción cardíaca, insuficiencia cardíaca congestiva. Tampoco quien haya sufrido recientemente un infarto de miocardio.
  • Quienes sufran de hipertiroidismo.
  • Si en los 14 días anteriores se ha consumido IMAOs, un tratamiento para la depresión o parkinson.

Hay que avisar al médico o farmacéutico, para que valore si se puede tomar, en estos casos:

  •  Las personas de edad avanzada.
  • Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, para que su médico evalúe el riesgo.
  • Si está tomando cualquier otro fármaco al mismo tiempo. Especialmente si está tratándose con fármacos depresores del sistema nervioso central.
  • Si sufre problemas de epilepsia.
  • Si padece un trastorno depresivo.
  • Si tiene enfermedades del hígado.
  • Si sufre de retención urinaria.
  • Personas con la tensión arterial elevada.
  • Quienes padezcan de presión intraocular elevada o glaucoma de ángulo cerrado.

Una alerta especial sobre la somnolencia, mareos, y problemas de visión que puede provocar. En estos casos no se debe conducir ni utilizar maquinaria o herramientas peligrosas.

¿Cómo tomar yurelax?

Las cápsulas se tragan con la ayuda de un vaso de agua.

Se deben seguir las instrucciones precisas sobre cómo y cuánto dura el tratamiento. De manera general, se toma una cápsula tres veces al día. Y la recomendación del fabricante es de no sobrepasar las tres semanas.

Si se olvida una toma, no se debe doblar la siguiente, sino seguir con una cuando corresponda.

La sobredosis aguda puede dar lugar una somnolencia profunda, convulsiones, aceleración del ritmo cardiaco, dificultades respiratorias, alucinaciones, cambios de la temperatura corporal y vómitos.

Por último, la ciclobenzaprina tiene el riesgo de potenciar los efectos nocivos del alcohol. Y por tanto hay evitarlo mientras dure el tratamiento.

Riesgo de efectos adversos

Entre los más frecuentes están la aparición de somnolencia, mareos y sequedad de boca.

El prospecto enumera otros posibles riesgos que se deben consultar, entre ellos:

  • Reacciones cutáneas como urticaria, edemas, etc.
  • Trastornos nerviosos, mentales y alteración del sueño.
  • Alteraciones cardiacas.
  • Problemas digestivos y gastrointestinales.
  • Problemas en la visión.
  • Zumbidos en el oído.
  • Etc.
5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta