Antalgin, analgésico antiinflamatorio

En este momento estás viendo Antalgin, analgésico antiinflamatorio
Antalgin y dolor de huesos- Unsplash Klara Kulikova

Antalgin es un fármaco, con un principio activo conocido naproxeno sódico. Se trata de un analgésico antiinflamatorio no esteroideo (AINEs), que los médicos recetan para aliviar el dolor leve o moderado de carácter inflamatorio.

Estos dolores se asocian con dolencias que afectan al sistema óseo: huesos, tendones y ligamentos. También a los de tipo muscular, a los de la menstruación o a las migrañas principalmente. Dolencias que afectan más a personas de mayor edad y a las mujeres en general.

Antalgin, ¿para qué sirve?

Este medicamento es indicado para dolores leves a moderados, con un proceso inflamatorio.

Los casos más comunes son por enfermedades que afectan a los sistemas muscular y óseo. En estos casos hablamos de dolores de tipo musculoesquelético, también llamado osteomuscular. Es decir que afectan a músculos, huesos, tendones o ligamentos. Algunos ejemplos:

  • Artritis reumatoide. No es otra cosa que la inflamación de las articulaciones que suele focalizarse en las muñecas y en los dedos de las manos, así como en los pies. Afecta más a las mujeres que a los hombres.
  • Ataques de gota, que es un tipo de artritis bastante dolorosa.
  • Artrosis. Enfermedad degenerativa que afecta al cartílago de las rodillas, las caderas, la columna, las manos, etc.
  • Tendinitis. Una inflamación de un tendón.

Otros casos en que se usa para aliviar dolores son:

  • Por crisis agudas de migrañas, que producen fuertes jaquecas. Afecta más a las mujeres. Todavía no se conoce con exactitud cómo se desencadenan, afectan al cerebro, su flujo sanguíneo y los tejidos circundantes.
  • Dolores menstruales. Según el nivel de dolor hay también otras opciones de analgésicos, como enantyum, ibuprofeno o paracetamol.
  • Dismenorrea. En este caso hablamos de dolores especialmente intensos ligados a la menstruación y que pueden tener su origen en malformaciones congénitas, quistes ováricos, desequilibrios químicos, etc.
  • Sangrados asociados a dispositivos intrauterinos (D.I.U.) que causan dolores.

Historia del naproxeno

Una de las claves de la historia del hombre ha sido la búsqueda de remedios para los dolores.

Las primeras civilizaciones mesopotámicas y egipcias utilizaban extractos vegetales como las adormideras, la mandrágora o el cannabis, un par de milenios AC. En el caso de los pueblos indígenas americanos, usaban emplastos de coca para aliviar el dolor de heridas.

Más tarde, los antiguos griegos, en el siglo V AC, preparaban extractos de corteza el sauce blanco, que es un precursor del ácido acetilsalicílico.

Existen otras civilizaciones y sustancias que han acompañado al hombre en su búsqueda del alivio hacia el dolor, pero es en el siglo XX cuando los mayores descubrimientos se han dado. En el caso del naproxeno, el principio activo del antalgin, se patenta y comienza a usar en EEUU en 1976.

En 1994 la FDA, la agencia norteamericana de los medicamentos, autorizó su venta sin receta, en España en cambio, como en la mayoría de los países europeos, se exige prescripción médica.

Existen varias marcas comerciales que incluyen el naproxeno como principio activo. Además de antalgin, están Actromadol, Aleve, Naprosyn y Momen, con diferentes concentraciones de naproxeno.

Antalgin 550
Antalgin 550

Antalgin 550 mg, ¿qué es?

Puesto que es un medicamento sujeto a receta médica, debemos seguir la recomendación que se nos haga y no automedicarnos sin consulta previa. En general lo conveniente es usar la dosis más pequeña que permita aliviar el dolor y durante el tiempo más corto posible.

Como todos los demás medicamentos, se debe leer el prospecto informativo antes de consumirse.

Se comercializa en envases de 10 o 40 comprimidos, que están recubiertos de una película de color azulado. Tienen forma ovalada con la inscripción NPS 550 y una pequeña ranura que permite fraccionarlo en dos mitades, en caso de que haya que ajustar la dosis.

Se recomienda ingerirlos con o tras las comidas, para que haya menos riesgo de molestias estomacales.

Se puede conservar a temperatura ambiente, eso sí, fuera del alcance y de la vista de los niños.

Su composición incluye 550 miligramos (MG) del principio activo, naproxeno sódico, equivalentes a 500 mg de naproxeno. Asimismo, contienen los siguientes excipientes: celulosa microcristalina, povidona, talco, estearato de magnesio, hipromelosa (E464), macrogol, dióxido de titanio (E-171), laca de indigotina (E-132) y agua purificada.

Precauciones

Lógicamente no hay que consumirlo si se conoce una alergia al naproxeno, a cualesquiera antiinflamatorios no esteroideos como el ácido acetilsalicílico o a cualquiera de los excipientes del fármaco.

Tampoco en caso de sufrir ahora o en el pasado una úlcera de estómago o una hemorragia de estómago o duodeno. Igualmente, en caso de colitis ulcerosa.

Si se sufre una insuficiencia cardiaca grave, una insuficiencia hepática o renal graves.

Tampoco las mujeres que estén en el tercer mes de embarazo.

No está recomendado para menores de 16 años.

Para otras contraindicaciones y riesgos de efectos secundarios hay que leer el prospecto informativo.

5/5 - (1 voto)

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta