Berberina, múltiples aplicaciones

Berberina, múltiples aplicaciones
Berberina y otras plantas medicinales-rawpixel

La berberina es un compuesto procedente de plantas que se ha usado en la medicina tradicional por sus numerosas aplicaciones antisépticas, antinflamatorias y de otro tipo. Es de acceso libre en farmacias, parafarmacias, en la sección de complementos de algunos hipermercados y en algunos negocios online. No requiere receta médica, aunque conviene alertar de que no existe suficiente evidencia científica para muchos de los beneficios que se le atribuyen.

Especialmente discutible es su efecto de reducción de azúcar y colesterol. Aunque sí parece existir un efecto, no hay estudios sólidos para verificar su efecto en personas con diabetes 2. Debe ser un médico especialista quien siempre determine el tratamiento para pacientes con diabetes.

Origen de la berberina

Este medicamento se sintetiza a partir de extractos vegetales y herbales de plantas con orígenes diversos en el mundo. Más concretamente proviene de las plantas de la familia Berberis. Son pequeños arbustos ornamentales con vistosas flores de colores. Son originarios de las zonas templadas tanto del hemisferio norte como sur. Sus 500 subespecies se extienden por todos los continentes y son bastantes resistentes al frío y a las plagas. En nuestro entorno más cercano tenemos por ejemplo la Berberis Hispánica, con vistosas flores amarillas que brotan en primavera. El compuesto de berberina se localiza en las raíces y tallos de estos arbustos.

La historia de su uso se remonta al emperador Shennong, también conocido como emperador Yan. Hablamos de un personaje semimítico de la historia china, a quien se atribuye grandes estudios y recopilaciones de la medicina antigua. Es en esta época, alrededor de 3000 años AC, cuando aparecen las primeras referencias al uso de la berberina. Como curiosidad existen cientos de plantas medicinales recopiladas en sus manuales, incluyendo el té.

Las  primeras aplicaciones médicas tradicionales fueron como antiséptico frente a infecciones de algunos parásitos, hongos e incluso víricas y bacteriológicas.

Berberis vulgaris -  rawpixel
Berberis vulgaris – rawpixel

¿Para qué sirve la berberina?

Sus aplicaciones son muy variadas:

  • Capacidad antiséptica ante determinados patónenos
  • Efecto antinflamatorio.
  • Alivio de pequeñas erosiones y heridas en la piel, y de otras molestias cutáneas.
  • Antipirético, es decir que reduce la fiebre.
  • Alivio de trastornos digestivos, como la diarrea.

A continuación analizamos esos beneficios, junto a otros, desde la perpectiva de los estudios científicos.

Evidencia científica de la eficacia de la berberina

Una de las recopilaciones más completas de la eficacia de productos de medicina natural es la “Natural Medicines Comprehensive Database”. Según este catálogo, a día de hoy no existe suficiente evidencia sobre la efectividad de la berberina respecto a todas sus aplicaciones.

Los estudios más positivos hablan de una “posible eficacia” en los siguientes casos:

  • Ayuda a la reducción del colesterol y otros lípidos en la sangre. La ingesta regular de berberina durante un periodo largo, entre uno y dos años, parece disminuir la presencia de colesterol total. También reduciría el conocido popularmente como colesterol malo, LDL, y los triglicéridos.
  • Reducción de azúcar en personas con diabetes. Como hemos comentado antes, la diabetes siempre requiere de un diagnóstico y tratamiento médico. La berberina reduciría ligeramente el nivel de azúcar en sangre cuando se consume regularmente durante dos o tres meses.
  • Infecciones y llagas en la boca. Su poder antiséptico ayudaría al alivio de molestias bucales procedentes de pequeñas úlceras y llagas.
  • Reducción de presión arterial alta. La combinación de 0,9 gramos diarios de berberina combinado a la toma de amlodipina, un medicamento hipotensor, reduciría la presión sanguínea.
  • Tratamiento del síndrome SOP (ovario poliquístico).

Por el contrario, no existe suficiente evidencia para poder reclamar los siguientes beneficios:

  • Reducción de la obesidad, aunque parece que puede haber una ligera contribución al adelgazamiento en personas con sobrepeso y obesidad, esta sería ligera y no suficientemente probada.
  • Alivio de trastornos digestivos como la diarrea y el síndrome de colon irritable. Nuevamente puede haber una ligera contribución a la mejora de estas dolencias, pero sin evidencia suficientemente sólida.
  • Alivio de quemaduras en la piel. En la medicina natural se han usado ungüentos de berberina para tratar estos accidentes. Parece que puede haber un efecto positivo que necesita estudiarse con más solidez.
  • Igualmente falta evidencias para el restos de tratamientos atribuidos como la reducción de la inflamación del hígado, mejora de cardiopatías, alivio de los síntomas de la menopausia, etc.

Precauciones especiales y contraindicaciones de la berberina

Existen algunos grupos de población para los que no se recomienda el consumo de berberina:

  • Mujeres embarazadas y en periodo de lactancia. Por el riesgo de que atraviese la placenta y cause daños en el feto.
  • Niños y bebés. Puede tener relación con la aparición de una enfermedad cerebral rara conocida como kernicterus.

Berberis hispánica
Berberis hispánica

Está constatado que existen riesgos en el uso combinado con algunos medicamentos:

  • La ciclosporina oftálmica, que es un tratamiento para estimular la producción de lágrimas artificiales cuando se sufre de ojo seco.
  • El dextrometorfano, un medicamento antitusivo, utilizado en casos de resfriados y gripe.
  • El losartan, un medicamento utilizado para mejorar la circulación de la sangre.
  • Algunos otros medicamentos relacionados con tratamientos particulares. Por eso conviene informarse bien si se tomas algún otro tipo de medicación.

Otras aplicaciones de la berberina

Este compuesto proviene de una síntesis orgánica de sal de amonio cuaternario. A nivel industrial, estas sales se utilizan en la composición de muchos productos de limpieza. Tiene propiedades desinfectantes y también como suavizante para tejidos. También se ha utilizado como colorante, por su intenso color amarillo, para el tratamiento de tejidos, lanas e incluso cuero y madera. Todavía hoy en día en algunos países asiáticos como la India, pequeños artesanos locales lo usan de este modo.

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta