Cebolleta, primo del cebollino y la cebolla

En este momento estás viendo Cebolleta, primo del cebollino y la cebolla
Cebolleta - Riki Lifestyle-unsplash

Los amantes de las ensaladas tienen un filón en la cebolleta, una sabrosa protuberancia de la planta con el mismo nombre. Aunque recuerda en aspecto, textura y sabor al cebollino y a la cebolla, procede de plantas diferentes y tienen matices más suaves. Por eso son una buena opción para consumir crudas con verduras o troceadas frescas sobres sopas y guisos.

Se come su fino tallo, no tan solo la base blanca. Son digestivas y destacan nutricionalmente por su contenido de vitamina C, así como por sus pequeñas cantidades de otras vitaminas y minerales.

Se recolectan durante la primavera, y las podemos encontrar en buen estado desde abril hasta los meses veraniegos.

Cebolla diferente al cebollino - Unsplash Mockup Graphics
Cebolla – Unsplash Mockup Graphics

Diferencia entre cebolla, cebollino y cebolleta

Aunque tengan un aspecto y sabor similares, la cebolla, cebollino y cebolleta son tipos de plantas similares, pero no de la misma especie.

Botánica

Desde un punto de vista botánico son plantas distintas, aunque todas de la familia conocida como Allium, al igual que los ajos o los puerros.

La cebolleta engrosa la parte inferior de sus hojas, al contacto con la tierra. Son por tanto una extensión de las hojas donde se almacena agua y nutrientes. Es originaria de Asia central, quizás del sur de Siberia y es muy utilizada en la cocina china.

En cambio, la cebolla, es un verdadero bulbo, independiente del tallo y las hojas. Los bulbos son unos órganos subterráneos, como las raíces, que sirven de almacenamiento de nutrientes para las denominadas plantas bulbosas. Otros ejemplos, el ajo o la planta del azafrán.

La cebolla es igualmente de origen asiático, sin embargo, su cultivo se extendió hace varios milenios en occidente a través de griegos y romanos. Por ello es un producto más europeizado e integrado en la cultura gastronómica occidental.

En cuanto al cebollino, de nuevo es una planta bulbosa, como la cebolla. Su origen se sitúa en latitudes septentrionales de América y Asia: Canadá y Siberia.

Sabor y aroma

Otra diferencia está relacionada con el sabor. En el caso de la cebolleta algo más dulce y suave. La cebolla en cambio, está dotada de un gran carácter por su sabor intenso y picor en boca. A quienes les gusta, son imprescindibles tanto crudas como cocinadas. El cebollino tiene un punto intermedio de sabor, más suave que la cebolla.

Pero para los paladares más delicados mejor trabajar con cebolletas o cebollinos.

Las tres son ligeramente crujientes cuando se consumen frescas. También aromáticas, así que su degustación empieza por el olor intenso, natural y balsámico que emanan.

Aspecto

Las cebollas suelen ser más grandes y cuentas con unas capas externas que las protegen. Se comercializa solamente el bulbo, que está protegido por unas capas más recias de color tierra.  Las cebolletas se presentan siempre con sus tallos verdes, que son igualmente comestibles.

En cuanto al cebollino, su aspecto recuerda más al de la cebolleta, ya que se vende con sus tallos verdes que son igualmente comestibles. Los bulbos de un color mezclado entre el blanco y el verde, son relativamente pequeños.

Conservación

La cebolleta es una verdura fresca y tierna. Por eso, como la lechuga, rúcula, etc. debe conservarse en frío dentro de la nevera. En cambio, la cebolla es un bulbo, más duro y resistente, que podemos almacenar en una despensa o rincón fresco y bien ventilado. Si guardamos la cebolla en la nevera, se acelera su descomposición.

Respecto al cebollino tiene una vida fresca relativamente corta y debemos guardarlo en la nevera.

Hacen llorar

Tanto la cebolla, cebollino como la cebolleta irritan los ojos al cortarlas y hacen llorar por su contenido de azufre. Así que no tenemos diferencias en este sentido, si acaso la cebolla es la que produce más molestia al cortarse.

Eso sí, existe un truco para aligerar esa irritación. Cortamos con un cuchillo bien afilado ambas piezas por la mitad. Las sumergimos en agua muy fría durante un par de minutos. Las sacamos y procedemos a picarlas.

Cebollinos diferentes a las cebolletas  - Rawpixel
Cebollinos con sus tallos verdes – Rawpixel

Recetas con cebolleta fresca

Al igual que la cebolla, la cebolleta aporta un contraste de sabor y textura en cualquier ensalada o plato donde se cocina fresca. Pero es bastante más suave, por lo que más fácilmente aceptado por la mayoría de consumidores.

Importante recordar que no hay que tirar el tallo verde de la cebolleta. Es un placer olerlo al ser muy aromático y está rico y tierno. Así que lo usamos exactamente igual que la parte redonda blanca.

Ensalada de garbanzos

La ensalada de garbanzos, al igual que la de alubias es plato fácil de preparar para el verano y muy sano y nutritivo.

Podemos usar legumbres cocidas en tarro. Tan solo habrá que lavarlas y escurrirlas en agua.

Añadiremos todas aquellas verduras de temporada veraniega y de cercanía. Por ejemplo, lechuga y otras bases verdes de ensalada, bien troceadas. Tomates, zanahorias naturales, pimientos y/o pepinos picados. Y por supuesto, una cebolleta picada desde el tallo ante su base blanca.

Si quieres hacer un plato aún más nutritivo y completo, puedes cocer previamente dos huevos y dejarlos enfriar en la nevera. Los picaremos por encima de la ensalada.

Servimos y dejamos que cada comensal aliñe a su gusto con aceite de oliva virgen extra, vinagre de jerez y un poco de sal.

Paté de cangrejo

Se trata de un entrante o de una tapa que podemos degustar como aperitivo de una comida. Es muy rico y simple de preparar.

Partimos de una base de palitos de cangrejo o de surimi. En un cuenco picamos varias piezas en función del número de personas. Picamos igualmente una cebolleta en trozos lo más pequeños posibles. Mezclamos todo con dos o tres cucharadas grandes de mayonesa.

Servimos encima de unas pequeñas tostadas de pan y disfrutamos del contrates de sabores.

Recetas con cebolleta cocinada

Muchas personas prefieren cocinar con cebolla, ya que, durante el proceso de cocido o fritura, se corrige parte del sabor fuerte de la cebolla. Aun así, la cebolleta puede cumplir la misma misión, así que podemos cocinarla como sustituta en cualquier plato.

Tortilla o revuelto de huevo con cebolleta

Picamos una cebolleta pequeña, o media si es grande.

Batimos una base con dos o tres huevos para una pareja. Al verterlos en la sartén con aceite, añadimos la cebolleta y removemos. Añadimos sal al gusto. Y en el caso del revuelto, un poco de pimienta negra.

Cebolleta propiedades nutricionales

Las características nutricionales de la cebolleta son similares a las de la cebolla, aunque algo más ligera en calorías y contenido de carbohidratos, ya que contiene más agua. Entodo caso, tanto las cebolletas, como los cebollinos y las cebollas son ideales para una dieta para controlar el peso.

Rica en fibra, en este caso un poco menos que la cebolla, es muy digestiva.

Entre sus vitaminas destaca especialmente la vitamina C, una de las que más funciones clave cumple en el organismo. 100 gramos de producto suponen cerca del 40% de las necesidades diarias de un adulto.

Respecto a los minerales señalamos el yodo. También pequeñas cantidades de hierro y calcio entre otros. Hemos hablado también se su contenido de azufre, que es el responsable de que nos haga llorar al cortarlo. Este es uno de los minerales con mayor presencia en el organismo, si bien es cierto que muchos otros alimentos también lo contienen: carnes, pescados, lácteos, huevos y algunas verduras.

Por último, la cebolleta aporta, como otras verduras, antioxidantes, concretamente los flavonoides y la propia vitamina C.

Como resúmen un alimento sano y que forma parte de las cinco raciones diarias recomendadas de verduras y frutas.

Información NutricionalPor 100 gr% CDR
Energía, calorías30 kcal1,6%
Grasas0,1 gr0,1%
Hidratos de carbono5,2 gr1,4%
Fibra1,3 gr4,2%
Proteinas1,3 gr2,5%
Vitaminas
Vitamina C19 gr31,5%
Minerales
Yodo 20 mcg14,2%
Cebolleta – Información nutricional
5/5 - (1 voto)

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta