Las endivias, ensaladas de otoño

En este momento estás viendo Las endivias, ensaladas de otoño
Endivias rojas - Unsplash Micheile Dot

En este artículo hablamos de las endivias, una variedad lisa de las plantas herbáceas ideal para ensaladas. Y especialmente indicada para las ensaladas de otoño, que es cuando comienza su temporada en España, prolongándose todo el invierno.

Desde Saludteca os traemos la historia, propiedades y recetas de esta hortaliza tan emblemática. Con su inconfundible sabor amargo, se puede masticar la salud al crujiente, excelente para recetas sabrosas y de contraste. Un recorrido por su grande gama de beneficios para la salud no os dejará indiferente. Si todavía no habéis incluido la endivia en vuestra dieta, os recomendamos vivamente que lo hagáis este otoño, en este artículo explicaremos por qué.

También hablaremos del uso de la raiz de esta planta para producir achicoria, un extracto molido que se usa como sustituto del café.

¿Endivia o endibia?

Antes de seguir, una curiosidad, ¿se escribe endivia o endibia?

Aunque parezca lo contrario, no habréis encontrado un error ortográfico cuando leáis endibia. Sus dos versiones tanto con “b” como con “v” son consideradas gramaticalmente correctas por la RAE.

Endivias con roquefort

Las endivias se recomiendan en un gran listado de recetas, algunas en cocción para sopas y pures. Sin embargo, su consumo óptimo viene de ingerirlas crudas y frescas.

Recordemos que, para un total aprovechamiento de las vitaminas y otros nutrientes, la Organización Mundial de la Salud recomienda que un 25% de las verduras que comamos sean crudas. O con un cocinado a una temperatura muy baja. Por ello, en Saludteca os traemos una receta de endivias con roquefort. Una apuesta por su máximo potencial de salud y sabor.

Además, se trata de una forma rápida y sencilla de prepararlas, ideal para un fancy entrante o cena ligera. Y además con frutos secos…. ¡Endivias con salsa roquefort y nueces! Perfecta para los atrevidos, fanáticos de los contrastes y amantes de la cocina moderna/fusión. Y es que la característica acidez de esta hortaliza solo podría casar bien con el fuerte queso roquefort.

Ingredientes para 4 personas

  • 4 hojas de endivias,
  • 150 gramos de queso roquefort/azul,
  • 120 gramos de leche,
  • 120 gramos de nata,
  • Comino,
  • Pimienta negra,
  • Nueces

Preparación

En esta receta solo tendremos que cocinar la salsa. El resto de ingredientes basta con prepararlos para una buena decoración.

Para ello cogemos una sartén y a fuego medio-bajo empezamos calentando trozos de queso roquefort. Es importante ir removiendo con una pala de madera para evitar que el queso se queme. Una vez derretido añadimos la cantidad de leche y nata recomendada. Podéis cambiar las cantidades al gusto, según prefiráis la salsa más líquida y suave o espesa y fuerte.

Añadimos una pizca de comino y pimienta negra molida, y dejamos que se cocinen los tres ingredientes a fuego lento durante unos 15 minutos aproximadamente. Es importante seguir moviendo la salsa con la pala de madera de vez en cuando.

Mientras tanto podemos ir extrayendo, limpiando y colocando las cuatro hojas de endivias en un plato en forma de círculo. Cuando la salsa esté lista, ya solo nos quedará rellenar generosamente las hojas y esparcir trozos de nueces por el plato.

Esperemos que disfrutéis esta maravillosa receta si no lo habéis hecho antes. ¡Os encantará!

Endivias con roquefort
Endivias con roquefort

Propiedades de las endivias

Las endivias son una grande fuente de vitaminas A y C, potasio, hierro, folatos y fibra. Siendo esta última esencial para la evacuación de substancias tóxicas del intestino y mejorar la salud intestinal en general.

Del mismo modo, esta verdura favorece la circulación de la sangre, evitando así la acumulación de grasas y disminuyendo el colesterol.

Debido a sus bajas calorías y alto contenido en agua (94%) las endivias son recomendables para adelgazar. La eliminación de líquidos libera toxinas y ayuda a una óptima sensación de ligereza y bienestar con nuestros cuerpos. Tanto son sus beneficios, que la Fundación Española del Corazón recomienda la ingesta de endivias para prevenir el desarrollo de enfermedades degenerativas. Asimismo, la Organización Mundial de la Salud las considera una de las esenciales en nuestro consumo.

Historia y producción de la endivia

Esta hortaliza de amplio cultivo, encuentra su popularidad en un descubrimiento causal.

Ese azaroso descubrimiento tuvo lugar en el pueblo de Evere, cercano a Bruselas, Bélgica. Fue alí donde un trabajador de su jardín botánico se atrevió a probar un extracto de sus peculiares raíces, la llamada achicoria. Tras la sorpresa de ese amargo y peculiar sabor, se empezaron a investigar y patentar sus formas de cultivo. Y con un gran éxito en Europa central, hoy se frecuenta su cultivo en Holanda, Alemania, Francia y por su puesto Bélgica.

En cuanto a España, el cultivo de la endivia se centra en Castilla-León y Navarra. No se trata de nuestras mayores cosechas, pero se estima que la producción tiende a un ligero incremento. Como dato curioso cabe resaltar que, a pesar de no ser un fuerte en el territorio español, se llegaron a exportar un total de 7.510 toneladas por el correspondiente valor 540 millones de pesetas de achicorias (“madre” de las endivias) a países de la Unión Europea en 1995.

5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta