Tomate raf, el rey de los tomates

En este momento estás viendo Tomate raf, el rey de los tomates
Tomate raf - Unsplash Nadine Primeau

Entre los entendidos de los tomates y los “foodies” hace tiempo que el tomate raf es una de las estrellas de las ensaladas. O mejor aún, de un entrante en el que simplemente se aliña este fruto con un buen aceite de oliva y sal.

Con una pulpa singular, carnosa y firme y que presenta un equilibrio perfecto de dulzor y acidez, con un aroma y olor intensos. Tiene un aspecto inconfundible, por los profundos surcos que atraviesan su piel de una base a la otra, siendo de forma achatada.

Y con una variedad de colores que van desde los rojos muy oscuros, pasando por los tomos más clásicos hasta los verdes brillantes. Aunque hay que tener en cuenta que en esta variedad la maduración se inicia en su interior y poco a poco se extiende hacia fuera. Por eso a veces se consumen cuando todavía parecen verdes o ligeramente rojos.

¿Por qué se llama tomate raf?

A quien le guste la aviación, la RAF es la mítica Real Fuerza Aérea británica, la Royal Air Force, que tuvo un papel tan heroico en la segunda guerra mundial. Bastante menos evocador era el grupo terrorista alemán RAF, Fracción del Ejército Rojo, o Rote Armee Fraktion. Una banda que tuvo en jaque a la antigua República Federal Alemana de los años 70 y 80.

Pero tranquilos, el tomate raf no adquiere su nombre de estos colectivos. Se trata simplemente de una variedad con origen en la vega de Almería, que es “Resistente al Fusarium” o … RAF.

Origen del tomate raf

Los tomates son los magníficos frutos de la Solanum lycopersicum.

Tienen su origen en Centroamérca. Desde allí su cultivo se extendió por todo el mundo tras la llegada de Hernán Cortés a México. Existen más de 100 variedades de tomates, conseguidas a través de selección y cruces de plantas.

El tomate raf, considerado como la élite de los tomates, es una variedad bastante reciente. En los años 60, algunos agricultores almerienses, ensayaron con selecciones de variedades del tipo marmande. Un tomate francés que proviene de la bonita región de la Garona, cercana a Burdeos. El objetivo era conseguir un tomate robusto, que fuera resistente a las plagas del hongo Fusarium. Y su trabajo persistente tuvo el premio de un nuevo tomate, que no sólo resistía esta plaga, sino que además gozaba de un excelente sabor, este sí, 100% almeriense.

Tomate raf y otras variedades - Unsplash Rezel Apacionado
Tomate raf y otras variedades – Unsplash Rezel Apacionado

¿Qué precio tiene el tomate raf?

Evidentemente el precio varía cada año en función de la cosecha. Pero normalmente puede variar entre los 5 y 10 euros por kilo, es decir tres o cuatro veces el precio de un tomate normal. Esto se explica por una oferta relativamente pequeña y una menor productividad.

El rendimiento de una tomatera clásica puede rondar de 20 a 25 kilos por temporada. En cambio, la de tipo raf tan sólo produce unos 5 a 7 kilos en promedio, ya que su periodo de recolección es más corto. Por otro lado, la recolección debe hacerse con cierta finura, para evitar dañar a una planta y raíces delicadas. Todo ello incide en que el precio final de consumo sea superior.

Producción de tomate raf

El cultivo y producción se concentra prácticamente en la comarca de Níjar, al lado del célebre parque natural de Cabo de Gata-Níjar. En estos parajes de singular belleza, la tierra presenta una cierta salinidad. Esa concentración hace reaccionar a la planta produciendo una alta cantidad de azúcar en su fruto. Además, la gran cantidad de días soleados, también en invierno, facilita su crecimiento.

Otras zonas cercanas de producción son la Cañada de San Urbano y otras zonas del levante almeriense.

¿Cómo cocinar el tomate raf?

Lo primero que hay que tener en cuenta para degustarlo, es que el periodo de recolección más interesante va desde mediados del invierno hasta abril. Si lo consumimos más tarde, la calidad será algo inferior.

Por su fuerte personalidad es aconsejable consumirlo sólo, sin otras hortalizas, simplemente con un buen aceite de oliva virgen extra. Y con una sal de calidad, por qué no, una flor de sal de Cabo de Gata, para evocar esas noches maravillosas de verano frente al Mediterráneo. Un ligero toque de pimienta u orégano también valen, aunque personalmente no me hagan falta.

5/5 - (1 voto)

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta