Labneh, queso blanco o yogur oriental

En este momento estás viendo Labneh, queso blanco o yogur oriental
Labneh - Unsplash Valeriya Avdeeva

El labneh es un rico preparado lácteo típico del Líbano y de otros países del Medio Oriente. Anteriormente hemos hablado de la leche fermentada, que es sometida a una transformación metabólica, que permite cultivar probióticos, beneficiosos para el sistema digestivo. El labneh, a medio camino entre un queso blanco blando y un yogur, es un ejemplo de leche fermentada.

Personalmente lo conocí gracias a un buen amigo, cuyo padre es un médico sirio que se instaló en España hace más de 40 años, donde se casó con una granadina. En su casa hay una excelente combinación de cocinas de oriente y occidente.

¿Labneh qué es?

Podemos catalogarlo como un tipo de queso muy popular en la cocina del Medio Oriente. Se hace a partir de yogur escurrido, y a menudo se utiliza como untable o como salsa para untar los panecillos árabes o para ensalzar distintos platos orientales.

Labneh se elabora generalmente escurriendo el suero del yogur natural, lo que le da una consistencia más espesa y cremosa. Uno de sus secretos es que se le suele añadir hierbas, especias o ajo, lo que le da un sabor aromático. Se sirve como condimento con pan o verduras.

También se puede enrollar en forma de bolitas y conservar en aceite de oliva, creando un plato llamado «labneh balls». Es un alimento nutritivo y sabroso que se disfruta en muchos platos y cocinas diferentes desde Turquía hasta los países del Golfo arábico.

Receta labneh

Ingredientes para 4 personas

  • 500 gramos de yogur natural, que no sea desnatado ni azucarado.
  • Una cucharadita de sal.

Preparación

  1. Forra un colador con un paño limpio o una tela especial de queso.
  2. Apoya el colador sobre un tazón grande.
  3. Vierte el yogur en el colador.
  4. Espolvorea la sal sobre el yogur.
  5. Cubre el tazón con el colador con papel film y deja que repose en el refrigerador durante al menos 12 horas.
  6. El yogur se escurrirá mientras está en el frigo y el labneh resultante obtendrá una textura más espesa y cremosa.
  7. Guardamos aparte el suero que se ha escurrido en el tazón, es un producto rico en proteínas que puede ser consumido aparte con azúcar.
  8. Traslada el labneh a un frasco o recipiente con tapa hermética.
  9. Guarda en el refrigerador durante hasta una semana.

Puedes servir el labneh tal cual, pero aún mejor, puedes añadir hierbas, especias o ajo para darle sabor. Algunas adiciones populares en los países de oriente incluyen eneldo, menta y ajo. También puedes enrollar el labneh en bolitas y conservarlo en aceite de oliva para elaborar «labneh balls». ¡Disfruta del sabor de las mil y una noches!

¿Dónde comprar?

Aunque algunos países centroeuropeos, por la influencia de la inmigración del este, es fácil encontrar labneh en supermercados en España hay que acudir a especialistas.  No lo hemos identificado por ejemplo ni en Mercadona, ni en los supermercados de El Corte Inglés. En cambio, es posible encontrarlo en sus secciones de comida internacional o especializada.

Existen también tiendas de comestibles especializadas en cocina árabe, siria o libanesa que venden ingredientes del Medio Oriente. También puedes intentar buscarlo en tiendas de comestibles internacionales.

Y por supuesto, puedes intentar hacer tu propio labneh en casa usando la receta que proporcioné anteriormente.

5/5 - (1 voto)

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta