Apiretal y fiebre en niños

En este momento estás viendo Apiretal y fiebre en niños
Apiretal con paracetamol para niños - Rawpixel.com

Apiretal con paracetamol, es conocido por cualquier familia con niños pequeños cuando han sufrido fiebre.

La fiebre es un mecanismo natural de defensa del organismo frente a diferentes patógenos. Es normal que los más pequeños sufran regularmente infecciones, dada la inmadurez de su sistema inmunológico. Este es el proceso natural para el desarrollo de la inmunidad adaptativa.

En este artículo te hablamos de apiretal y de los procesos febriles infantiles. Hablamos de medicamentos analgésicos y antipiréticos, cuyo principio activo es el paracetamol, dosificado para poder tratar a los más pequeños.

¿A partir de cuando hay fiebre?

Se dice que un niño tiene febrícula cuando su temperatura corporal se sitúa entre 37,1C y 38C. Este puede ser un síntoma de una enfermedad o de un episodio pasajero. Normalmente en estos casos, el médico recomendará vigilar la hidratación y aligerar la ropa. En cambio, no prescribirá un tratamiento con antitérmicos.

Se considera que hablamos de fiebre a partir de 38,1C, que es el momento en que probablemente el pediatra recomendará un analgésico con apiretal, para aliviar los síntomas.

Conviene recordar en este momento, que aunque Apiretal no requiera de receta médica, hay que tomarlo de manera responsable. Más aún siendo niños sus consumidores.

Niño con fiebre. Saludteca
Niño con fiebre. Saludteca

Apiretal, para qué sirve

Para explicar este medicamento nos basaremos en su prospecto informativo.

Apiretal 100mg/ml es una solución rojiza de vía oral cuyo principio activo es el paracetamol. Asimismo, contiene polietilenglicol, glicerol (E-422), esencia de frambuesa, sacarina sódica (E-954), azorrubina (E-122) y agua.

Como vemos, está aromatizada a frambuesa para facilitar la aceptación de los pequeños.

Pertenece al grupo de medicamentos conocidos como analgésicos y antipiréticos. Está especialmente indicado en el uso para niños y bebés a partir de 3 kilos.

Apiretal dosis

La dosis de Apiretal varía en función el peso del niño. Para ellos, se calcula que la cantidad total de paracetamol a tomar es aproximadamente de 60 mg/kg por día. Normalmente repartido en 4 o 6 tomas diarias.

Para los niños menores de 3 años, que normalmente pesan entre 3 y 13 kilos, se debe usar los envases de 15 y 30 ml con tapón cuentagotas. Estos permiten dosificar la solución oral en gotas (4 mg de paracetamol por gota).

Así en el caso de 4 tomas cada 6 horas, la dosis será:

Peso del niño    Edad orientativa             Gotas por toma         

Hasta 4 kg          de 0 a 3 meses                      15 gotas.

Hasta 8 kg          de 4 a 11 meses                  30 gotas.

Hasta 10,5 kg    de 12 a 23 meses                 40 gotas.

Hasta 13 kg        de 2 a 3 años                        50 gotas.

 

Si hablamos de niños de entre 4 y 10 años, se recomiendan los frascos de 60 y 90 ml con jeringas. En estos casos con 4 tomas cada 6 horas, la dosis será:

Peso del niño    Edad orientativa       ml por toma 

Hasta 18,5 kg     de 4 a 5 años                 2,8 ml.  

Hasta 24 kg        de 6 a 8 años                 3,6 ml.  

Hasta 32 kg        de 9 a 10 años               4,8 ml.  

 

Precauciones

La primera precaución es consultar a un pediatra antes de tomar el producto si el niño tiene menos de tres años.

No se debe tomar apiretal en los siguientes casos:

  • En casos de alergias al paracetamol o a cualquier otro componente del medicamento.
  • Si se ha diagnosticado alguna enfermedad del hígado, riñón, corazón o pulmón y en pacientes con anemia. En estas situaciones se debe consultar al médico.
  • Si se está tomando otro medicamento al mismo tiempo. Es importante de nuevo que el especialista determine el uso de epiretal.

Cuando la fiebre perdure más de 3 días, o empeoren los síntomas, se debe interrumpir la toma de apiretal y consultar al pediatra.

Si existe una sobredosis de apiretal por error, hay que acudir rápidamente a un centro médico incluso si no hay síntomas graves en el niño.

En el sentido contrario, si se olvida una dosis de producto no se debe compensar con una cantidad extra del mismo. Existen algunos riesgos de efectos secundarios por su consumo, aunque son raros. Si percibe una reacción en la piel o un malestar especialmente repentino en el niño, se debe comunicar al doctor.

Apiretal con paracetamol medicamento
Apiretal con paracetamol medicamento

Formatos comerciales de apiretal

Apiretal se comercializa en dos formatos:

  • En frascos de 15 y 30 mililitros con un tapón cuentagotas de 2 milímetros, que facilita la dosificación exacta del producto. Asimismo, tiene un tapón de cierre de seguridad. Para abrirlo se debe presionar con dos dedos en los puntos indicados y desenroscarlo girándolo en el sentido contrario a las agujas del reloj.
  • En frascos de plástico de 60 y 90 ml, con tapón de seguridad para uso oral. También se provee una jeringa para poder dosificarlo.
  • Aunque los dos anteriores son los formatos más populares, también existen unos comprimidos que se deshacen en la boca.

Las gotas se pueden diluir tanto en agua como en otros líquidos que gusten a nuestros hijos, por ejemplo: zumos, leche o batidos.

Estos envases no precisan de condiciones especiales de conservación. Una vez abiertos, deben utilizarse en un plazo máximo de 6 meses. Cómo todos los medicamentos, es importante que permanezcan fuera del alcance de los niños.

Apiretal origen

Como curiosidad, el precursor de este medicamento fue un laboratorio español que inició su andadura en Barelona en 1942, Laboratorios ERN, S.A, 

En 1981 lanzó al mercado apiretal, el primer paracetamol en gotas que adaptaba su posología al peso de los niños. Esta innovación permitía al pediatra realizar una prescripción precisa de un antitérmico para los niños. Actualmente es uno de los antitérmicos pediátricos más utilizados en España.

Infecciones en los niños

La población infantil es especialmente delicada desde el punto de vista del sistema inmunológico. Por eso el pediatra es uno de nuestros mejores aliados y no hay que dudar en acudir al mismo, ante cualquier síntoma de enfermedad en nuestros hijos.

Los problemas de salud infantil más comunes, y que suelen venir acompañados por fiebre, son:

  • Resfriados comunes. Son causados por virus que atacan las vías respiratorias superiores. Se pueden repetir entre cinco y ocho veces al año entre niños y niñas que acuden a guardería.
  • Gastroenteritis. Se trata de inflamaciones del sistema digestivo que se manifiestan en diarrea, vómitos y a veces fiebre. Pueden tener un origen distinto: vírico, bacteriano o parasitario. Son también muy comunes en guarderías y Educación Infantil
  • Anginas y dolor de garganta. Normalmente provienen de un ataque vírico y pueden producir fiebre durante varios días.
  • Otitis y dolores de oído. Las causas pueden ser muy variadas, a veces requieren de un tratamiento antibiótico que debe prescribir un pediatra.
  • Bronquiolitis. Es una enfermedad respiratoria bastante extendida entre los bebés. Aunque sus síntomas son alarmantes por la dificultad para respirar, normalmente se superan sin producir secuelas. Son de carácter vírico.
  • Infecciones en la piel. La piel de los pequeños es especialmente delicada y sensible a alergias e infecciones. El origen puede ser muy variado por lo que requieren un diagnóstico pediátrico.
  • Sinusitis nasal. Normalmente son de origen bacteriano y en ese caso requerirán de un tratamiento antibiótico.

Es importante recordar que muchas de estas infecciones no deben ser tratadas con antibióticos. Es un pediatra quien debe realizar el diagnóstico y prescribir el tratamiento ante cualquier enfermedad infantil. Cuando haya fiebre alta, seguramente recomendará un antipirético como apiretal.

5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta