Arándanos, frutas del bosque

Arándanos, frutas del bosque
Arándanos - Unsplash Hasmik Ghazaryan Olson

Hoy hablamos de los arándanos, una deliciosa baya, es decir perteneciente al grupo de frutos carnosos, que se caracterizan en el mundo de la botánica porque el recubrimiento del ovario madura, en un pericarpio carnoso y comestible.

Quizás te resulte más familiar si recordamos que normalmente se trata de frutos de arbustos y plantas pequeñas, que se denominan frutos del bosque, o frutas silvestres. Entre las más famosas se encuentran las bayas de Goji o las moras y frambuesas.

Como curiosidad, dentro de la familia de las bayas, aunque más alejadas de los frutos del bosque, se encuentran también la sandía, el melón o el pepino.

Descripción del arándano

Los arándanos resultan atractivos por sus pequeñas formas de intensos colores rojizos y azulados.

El arbusto del arándano, es una pequeña planta, que tarda un par de años en comenzar a dar fruto, aunque la producción óptima llega después de 7 u 8 años. Su ciclo vital se activa en primavera, ofreciendo su cosecha normalmente entre marzo y junio. En cambio, en invierno se aletargan y dejan de crecer. Requiere un clima suave, con temperaturas máximas en verano, que no superen los 25 o 30 grados, por lo que prevalecen en zonas boscosas del norte.

La recolecta debe hacerse delicadamente y a mano, para no dañar la planta y seleccionar los frutos en su correcto estado de maduración.  

Historia de los arándanos

Se cree que el arándano es una planta nativa de Norteamérica, ya que es allí donde tiene mayor presencia, si bien también está extendido por los bosques septentrionales de Europa y Asia.

En latín « myrtus » significaba arbusto frutal, de aquí procede la evolución del nombre actual en italiano “mirtilli” y en francés, “myrtilles”. En cambio, su nombre en castellano procedería de otro término en latín “rodandărum”, que se refiere a la adelfa, cruzado con el celta “aran” o el vasco, “aranza”, que significa espina.

La denominación en inglés “blueberries” es puramente descriptiva, y equivaldría a baya azul.

Arándanos y frutos del bosque - Unsplash Maja Vuji
Arándanos y frutos del bosque – Unsplash Maja Vuji

Información nutricional

La característica nutricional más destacada de los arándanos es el fuerte contenido de antioxidantes, concretamente los flavonoides, que le otorgan su pigmentación azul oscura y  que les hace muy saludables. Esta es una característica común a otros frutos del bosque como las bayas de Goyi, la grosella o las frambuesas.

También son ricos en fibra y con un 84% de agua, bajos en calorías, por lo que son relativamente saciantes y ayudan en dietas de adelgazamiento.

Respecto a sus vitaminas, destacan la C y la K.  Por el contrario, no tienen un aporte importante de minerales.

En definitiva, teniendo en cuenta que una ración puede ser de unos 70 u 80 gramos, equivalente a una pequeña taza de producto, tenemos una fruta poco calórica y rica en fibra, antioxidantes y en las vitaminas mencionadas.

Información nutricional, arándanos
Información nutricional, arándanos

Propiedades de los arándanos

Sus características nutricionales y la mencionada presencia de antioxidantes, les otorga algunas propiedades saludables:

  • Contribuyen a la salud digestiva. Son muy digeribles y facilitan el tránsito intestinal.
  • Son cardiosaludables. En general las dietas ricas en frutas tienen este beneficio, e incluimos a los arándanos.
  • Son positivos para el sistema nervios y el cerebro. La alta presencia de antocianina, que son los pigmentos que le infieren su fuerte color, pero también una sustancia con beneficios para la función de la memoria y del sistema nervioso.
  • No está en cambio demostrado que ayuden en las infecciones urinarias, como se lee en algunos artículos.

Producción de arándanos

Este fruto se encuentra de manera silvestre, es normal verlas en las lindes de los caminos o entre la maleza.

Pero también se pueden cultivar en explotaciones agrarias, siendo Estados Unidos, con diferencia, el mayor productor mundial, ya que este fruto está muy arraigado en la cultura culinaria de este país, por ejemplo, en su célebre tarta de arándanos.

En España es cada vez más común en la zona cantábrica, con un clima favorable a su desarrollo y sobre todo en la provincia de Huelva, donde aprovechando la mayor suavidad de temperaturas, en las zonas costeras, se ha multiplicado la superficie cultivada en apenas una década.

Y es que el aumento del consumo de estos frutos es relativamente reciente y se ha disparado en la mayoría de los mercados internacionales. A ello han contribuido los fabricantes de yogures y de mermeladas, que han familiarizado a los consumidores con este tipo de producto saludable.

Cultivo de arándanos - Unsplash Mario Mendez
Cultivo de arándanos – Unsplash Mario Mendez

Consumo de arándanos

Quizás la manera más auténtica y agradable de consumirlos es cuando los encontramos de manera silvestre en mitad de una excursión. Cuando los recolectamos frescos y maduros, directamente de la planta, son un verdadero manjar.

Se emplean como ingredientes en la preparación de tartas, galletas caseras y jaleas. Por su vistosidad también se pueden usar como adornos, para embellecer por ejemplo la presentación de una tarta.

También se pueden comer solos, como un tentempié o snack de entre horas, combinando en este caso bien, con frutos secos. En el caso de que los compremos para este tipo de consumo, conviene conservarlos en la nevera y no esperar muchoas días para tomarlos, para poder aprovechar todo su frescor.

La industria alimentaria ha aprovechado la oportunidad de este producto para utilizarlo como ingrediente en:

  • mermeladas, con un sabor singular, aunque en su proceso de elaboración pierden una parte de las vitaminas.
  • Yogures de frutas del bosque.
  • Batidos y otros lácteos.
  • Deshidratadas en cereales y otros alimentos.

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta