Hierbabuena, una planta de uso cotidiano

Hierbabuena, una planta de uso cotidiano
Cultivo de hierbabuena - Rawpixel

La hierbabuena es una planta difícil de olvidar. Todos recordamos rápidamente la fragancia fresca que desprende por el aire, o sus singulares hojas verdes y brillantes. Pero lo positivo de la hierbabuena no solo queda en su aspecto: está demostrado que su uso se relaciona con propiedades positivas para la salud de las personas.

Por ello, nunca es tarde para darle un toque fresco a tu cocina y empezar a integrar a la hierbabuena en tu vida cotidiana. En este artículo desvelaremos sus principales ventajas, características y formas de uso, apostando por el uso de remedios naturales en tus situaciones del día a día.

Características de la hierbabuena

La Mentha spicata, más conocida coloquialmente como yerbabuena o hierbabuena, es una planta medicinal y aromática de uso muy extendido. No es difícil recordar lo agradable que es su sabor y olor mentolado, lo que le confiere un atractivo extra.

El origen de esta hierba se encuentra en la región mediterránea de Europa. Fue sembrada de manera extensa, debido a sus propiedades medicinales, lo que la convierte en una planta muy convencional en todo el mundo.

Sus hojas contienen compuestos naturales, tales como hierro, folato, vitamina A, fibra y magnesio, con propiedades muy positivas para nuestro organismo. Este hecho, unido a la facilidad de su acceso, hacen que la hierbabuena sea una planta de uso recomendado en nuestra dieta diaria.  

Planta de hierbabuena  o yerbabuena
Planta de hierbabuena -Rawpixel

Usos de la hierbabuena

La hierbabuena tiene unas propiedades muy variadas y positivas para la salud, por lo que sus usos resultan muy diversos. Entre los más populares destacan:

  • Perfumes, ambientadores y dentífricos: lo agradable de su aroma ha facilitado su uso aromático, en una gran cantidad de productos cotidianos.
  • Cuidado de la piel: ciertas afecciones en la piel menores pueden ser tratadas con el uso de la hierbabuena. Algunos ejemplos, frente a picaduras de insectos, quemaduras leves o la vaginitis.
  • Prácticas medicinales: con simplemente hervir la planta en una infusión, se pueden tratar complicaciones digestivas, respiratorias o gripales que no sean graves. Como siempre, recomendamos desde Saludteca, que ante cualquier problema de salud serio, se consulte con un profesional especializado de la salud.

Principales propiedades medicinales

Como acabamos de mencionar, la hierbabuena destaca por la versatilidad de usos. En concreto, algunas de las propiedades medicinales que contiene esta planta son:

  • Alivio de dolores de cabeza y musculares: sus propiedades analgésicas hacen que sea una opción adecuada ante este tipo de dolores. Además, cuenta con efecto semejantes a los de otras cremas mentoladas, por lo que transmiten una sensación de frío relacionada con la vasoconstricción de las arterias y sus efectos antiinflamatorios.
  • Tratamiento de problemas de estómago: se trata de uno de los usos más extendidos. La hierbabuena promueve la relajación de los músculos del tracto digestivo, ayudando a mejorar dolencias como náuseas, indigestiones o cólicos.
  • Incidencia en problemas respiratorios: esta planta promueve la expulsión de la flema típica de resfriados o congestiones nasales, por lo que también resulta una opción positiva en estos casos.
  • Combate el mal aliento: aparte del sabor mentolado ya mencionado, sus propiedades antimicrobianas y antibacterianas previenen problemas bucales, relacionados con un exceso bacteriano en la boca.
  • Sensación de relajación: tal y como ocurre con otras infusiones naturales, la hierbabuena puede ser relajante desde un punto de vista psicológico. Por otro lado, su uso a través de aceites alivia tensiones musculares como los calambres.
Hierbabuena, relajante natural - Rawpixel
Hierbabuena, relajante natural – Rawpixel

¿Cómo usar la hierbabuena? Distintas formas, misma planta

La hierbabuena presenta variedad de formas de consumo, para facilitar los beneficios que hemos destacado anteriormente. Las cuatro formas más populares son:

  • Cápsulas concentradas.
  • Hojas o extractos secos, listos para condimentar alimentos o preparar infusiones. Tres hojas de hierbabuena hervidas en 250 ml. de agua son suficientes para disfrutar de una infusión caliente y reconfortante. Éstas pueden tomarse entre dos y cuatro veces al día.
  • Aceites esenciales
  • Cosméticos

La dosis adecuada de hierbabuena suele quedar especificada en el envase que compremos. Si buscas hierbabuena para animarte a probar todas sus propiedades, puedes consultar en herbolarios, supermercados u otro tipo de negocios más especializados.

Cultivo en casa

Algunas personas se animan a comprar plántulas y cultivar sus propias plantas de hierbabuena. Es una actividad muy recomendable para degustarla lo más fresca posible y como actividad de ocio, a la que apenas debemos dedicar tiempo.

Algunas de las principales indicaciones para cuidar estas plantas en casa son:

  • Hacer uso de macetas o jardineras para su plantación. De esta manera podremos controlar el crecimiento de sus raíces de forma adecuada.
  • Respecto a la exposición al sol, se recomienda hacer uso de espacios de sombra o semisombra. Exponerlas de forma directa a los rayos del sol no resulta positivo.
  • La frecuencia del riego dependerá de la temperatura en la que se encuentre la planta, pero normalmente no será necesario un riego diario.
  • Se recomienda el uso de fertilizantes minerales.

También será necesaria una observación periódica de la planta, previniendo enfermedades relacionadas con la carencia nutricional, o la presencia de plagas de orugas o pulgones. Ayudarte de unas mariquitas, que queden posadas cerca de la planta puede regular la aparición de este tipo de plagas, de una manera natural.

Deja una respuesta