Sirope de agave

En este momento estás viendo Sirope de agave
Planta de agave silvestre - Unsplash Zyanya Bmo

El sirope de agave es uno de esos productos de origen exótico que de vez en cuando ganan fama. El uso más conocido de esta planta es el tequila, la bebida alcohólica más famosa de México, que se obtiene a partir de la destilación y maduración del jugo de agave. En cambio, el sirope de agave sigue un proceso de elaboración diferente, que no produce alcohol. También tiene otras características nutricionales que vamos a comentar.

Quien haya viajado a México o haya visto sus impresionantes paisajes, puede que reconozca la planta mítica del agave. Dura y recia, adaptada al clima continental y seco de las alturas norteamericanas. Recuerda asimismo al aloe vera, extendido por algunas de las islas canarias.

Propiedades del sirope de agave

Dado su alto contenido en azúcares, más concretamente en fructosa, es un producto calórico. 100 gramos aportan unas 360 calorías. Por otro lado, no es saciante, por lo que estas calorías se pueden acumular a la de otros alimentos. Por eso es importante que en su uso habitual se consuman pequeñas cantidades. Una cuchara de 15-20 gramos, contribuiría con unas 60-75 calorías, el límite razonable de una ingesta.

Fructosa

La fructosa es un azúcar presente en pequeñas cantidades en numerosas verduras, frutas. Bastante más concentrada en la miel, al igual que el sirope de agave.  De cada 100 gramos de producto, prácticamente 99 gramos corresponden a hidratos de carbono y a fructosa.

Su aporte energético es el mismo que la glucosa, el azúcar que se usa más habitualmente. Es incluso ligeramente más dulce, por lo que no hay que añadir una gran cantidad para endulzar una bebida o plato. Sin embargo, sus características nutricionales son diferentes. La fructosa tiene un índice glucémico de alrededor de 20, es decir bajo, por lo que se usa como edulcorante para diabéticos.

Su mayor problema es que se metaboliza principalmente en el hígado, a través de un proceso químico que tiende a formar triglicéridos, es decir grasa. Las personas que consumen altos contenidos de fructosa presentan mayores índices de obesidad y de hipertensión.

Algunos artículos destacan que el sirope de agave contiene pequeñas cantidades de antioxidantes y minerales. Pero realmente en una cantidad muy inferior a la fruta y verdura fresca, ya que su proceso de concentración al calor, elimina la mayoría de estos nutrientes.

¿Cómo se obtiene?

Cuando se recolectan las hojas del agave, se extrae la savia de su interior. Este líquido viscoso es rico en azúcares, que son los que se usan para elaborar el sirope de agave. Su dulzor es tan evocador que también se le llama a veces, miel de agave.

Para poder obtener el sirope, se hace hervir durante horas la savia, de la que se evapora agua y pasa a conseguirse una textura más espesa. Una especie de jarabe o sirope, de un color tostado y sabor dulce.

A la hora de comprarlo hay que comprobar si es puro o mezclado con jarabe de maíz. Un recurso para abaratar su coste, ya que la producción de agave es escasa.

Sirope de agave en tortitas - Unsplash Leighann Blackwood
Sirope de agave en tortitas – Unsplash Leighann Blackwood

Uso del sirope de agave

Como hemos comentado antes, el sirope de agave tiene una textura similar a la miel, algo más líquida. Y un dulzor superior tanto a la miel como al azúcar. Por ello cuando vayamos a usarlo el primer consejo es adecuar las cantidades.

 Si se consume directamente en una tostada o como topping de un pastel, nos podemos ayudar con una cuchara y procurar no mancharnos. Y es que, como la miel, resulta pegajoso.

Si lo usamos en un postre que vayamos a hornear, comprobaremos que como si fuera caramelo, forma una pequeña costra. Si este es el objetivo de acuerdo. Pero normalmente no es el efecto deseado, así que, en ese caso, podemos proceder a untarlo al final del horneado.

5/5 - (1 voto)

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta