Recetas de quiche

En este momento estás viendo Recetas de quiche
Quiche - Unsplash Sergio Arze

Hay platos muy extendidos que nacieron de manera humilde, para aprovechar los restos de comida de días anteriores. Este es el caso de la quiche. Fue en la región francesa de Lorena donde se intentó aprovechar los huevos y nata fresca, en una época en que no existían las neveras.

Algo parecido sucedió en el sur de Italia con la pizza los domingos. Este era el día en que sobre una masa de harina se aprovechaban los restos de verdura y charcutería, para hornear.  Y por supuesto también pasó con el cocido español, la sencilla olla en la que los hogares pobres mezclaban y cocinaban manteca, garbanzos y carne, cuando había.

Pero hoy en día la quiche puede ser un palto refinado y sano. En la medida en que introducimos verduras e incluso frutas y no abusamos de la grasa de la panceta o del beicon, ni de la sal, estamos ante un plato equilibrado.

Historia de la quiche

La Lorena, o la Lorraine, es una bella región del norte de Francia que linda con Bélgica, Luxemburgo y Alemania. Destaca por su naturaleza, con los famosos bosques, lagos y montes de Los Vosgos, donde hubo una terrible batalla en la segunda guerra mundial.

https://www.tourisme-lorraine.fr/#closeModal

Es aquí de donde proceden las primeras quiches, la quiche lorraine. Concretamente la primera receta escrita se sitúa en la ciudad de Nancy, en 1605. En este caso, la base de harina se rellenaba simplemente con huevos batidos, nata fresca y un poco de sal.

Es más tarde, en el siglo XIX, cuando algunas “boulangeries” locales innovan introduciendo porciones de panceta y verduras como el puerro. Así ha llegado a nuestros días lo que se conoce como quiche lorraine.

Masa para quiche

La masa de la quiche se compone de harina de trigo, mantequilla, huevos, agua y sal. Aunque es posible amasarla, resulta más práctico comprarla fresca y ya lista para usar.

Las personas celiacas se deben abstener de probarla, puesto que el ingrediente principal es harina de trigo.

Quiche lorraine - Unsplash Didi Miam
Quiche lorraine – Unsplash Didi Miam

Recetas de relleno de quiche

El horneo permite el uso de múltiples alimentos frescos, desde verduras hasta charcutería e incluso frutas que contrasten por su dulzor. Así pues, nuestra imaginación nos puede ayudar a innovar con distintos tipos de quiche.

En todo caso, proponemos algunas de las combinaciones más simples y sabrosas. Para las verduras, intenta aprovechar los productos de temporada y locales.

Ingredientes comunes en todos los casos:

  • Un brik de nata ligera de 200 ml
  • 3 huevos
  • Una pizca de sal

Batimos en un bol los huevos en la nata.

Quiche lorraine a la Anita

En este caso añadiremos un puerro y unos 100 gramos de lonchas de beicon frescas.

Te recomendamos que prepares previamente una crema de puerros, y dejes uno de ellos en la olla sin cortar. Simplemente partido en dos o tres trozos grandes, para poder recuperarlos fácilmente con una cuchara.

Calentamos la masa de quiche al horno a unos 180C, sobre un recipiente redondo para hornos. En unos 5 a 10 minutos la masa empezará a dilatarse y tostarse. La sacamos y vertemos en su interior la masa de nata y huevos, así como el puerro cortado en trozos con unas tijeras y el beicon. Nos aseguramos con un cucharón de madera que la masa se distribuye bien sobre la masa y volvemos a calentar en el horno con calor superior e inferior a 180C.

Cuando la masa adquiera un color ligeramente tostado, podemos pinchar la quiche. Si el cuchillo sale limpio está lista para todos los felices miembros de la familia.

Quiche de jamón, tomates y espinacas

En este caso a la masa de huevos y nata, añadimos tres tomates medianos picados, unos 75 gramos de jamón serrano bien troceado y unos 200 gramos de hojas de espinacas frescas.

Nos encantará el contraste entre sabor del jamón con el frescor de las espinacas y tomates.

Quiche de brócoli, higos y queso de cabra

Si queremos ser más atrevidos, esta es una opción para los que les gustan los sabores bien contrastados.

O bien adquirimos una cuña de queso al corte de unos 150 gramos, o bien aprovechamos los rulos que se venden envasados. Debemos trocear y disolver todo lo que podamos con la ayuda de un tenedor en el bol de la nata y huevos. Puesto que el queso ya incorpora sal, no tenemos por qué añadir más.

A continuación, podemos aprovechar una porción de brócoli previamente cocida y bien troceada mezclarla en la masa, Después con una cuchara colocados con cuidado, para que estén bien presentados, unos 8 higos pelados y partidos por la mitad.

Quiche de brócoli y queso

Para terminar, sigue el enlace para conocer con más detalle la receta clásica de brócoli y queso, una de las más simples y sabrosas que puedes preparar.

5/5 - (1 voto)

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta