Frutas prohibidas

En este momento estás viendo Frutas prohibidas
Frutas prohibidas, ¿cuándo? - rawpixel

Desde Saludteca recomendamos el consumo habitual de productos frescos, incluyendo las frutas. Ahora bien, ¿existen situaciones en las que existan frutas prohibidas?  ¿Qué pasa con las alergias o con determinadas enfermedades como la diabetes o sufrir un alto nivel de ácido úrico?

Vamos a responder estas preguntas, y algunas otras, sobre los pocos casos en que hay que limitar el consumo de fruta. Pero adelantamos que la mayoría de personas pueden seguir consumiendo toda la oferta de fruta sin problemas.

Frutas prohibidas en dietas

La primera situación especial puede ser, ¿qué hacer ante una dieta de pérdida de peso?

Hay que saber que, en estos casos, las frutas son más bien aliadas. De manera general tienen un alto contenido en agua y fibra, por lo que son saciantes. Aportan vitaminas, minerales, antioxidantes y nutrientes, que pueden ser especialmente necesarios si estamos limitando la ingesta de algunos alimentos.

Una de las reglas a considerar en estos casos, es que mejor consumir piezas enteras de fruta que zumos. Las piezas enteras, con su piel bien lavada, nos aportan una mayor cantidad de fibra. Y, al contrario, los zumos de frutas suelen tener una mayor cantidad de fructosa y glucosa, que son azucares naturales.  

Veamos algunos ejemplos de las frutas más populares que son muy adecuadas en dietas. Los índices que se muestran se refieren a cada 100 gramos de fruta:

  • La manzana. Contenido en agua 85%, aporte de fibra 2,4 gramos.
  • Melón. Contenido en agua 90%, aporte de fibra 1 gramo.
  • La naranja. Contenido en agua 90%, aporte de fibra 2,4 gramos.
  • La piña. Contenido en agua 89%, aporte de fibra 1,4 gramos.
  • La sandía. Contenido en agua 91%, aporte de fibra 0,4 gramos.

Frutas a limitar en una dieta

Como mucho, pero sin renunciar completamente a ellas, podemos limitar el consumo de algunas de las frutas más calóricas. Que son:

  • Frutos secos. Con un contenido bajo en agua, de alrededor del 20% y una cantidad considerable de grasas, eso sí, insaturadas y sanas, son bastante calóricos. Las nueces, avellanas o pistachos, llegan a superar las 600 kcal por 100 gramos.

    En cambio, si nos limitamos a pequeñas cantidades, son una gran fuente de fibra, vitaminas y minerales.
  • El coco. De los más calóricos, unas 350 kcal por 100 gramos. Pero nuevamente ricos en fibra, muy completos en nutrientes y sanos. Así que son una opción en pequeñas cantidades.

  • El aguacate. Unas 160 kcal y altos en fibra. Con grasas saludables.

  • El plátano, con unas 85 kcal sería el último en esta lista. No se trata de eliminarlo por lo rico que es nutricionalmente, pero si evitar atiborrarnos del mismo cuando hacemos dieta.

Y desde luego, ante la disyuntiva de una barrita industrial o cualquier otro alimento industrial o ultraprocesado, cualquier fruta, incluyendo las anteriores, son mejores opciones en una dieta. Y no solo desde un punto de vista nutricional, sino por la sensación de saciedad que aporta la fibra, el agua y los carbohidratos de lenta absorción que puedan contener. Frente a las típicas harinas refinadas con las que se elaboran esos productos envasados.

Frutas a evitar en una dieta

Ya hemos visto que podemos comer prácticamente cualquier fruta en una dieta. Quizás las únicas excepciones a tener en cuenta y que debemos eliminar, son:

  • Frutas en almíbar. Por su proceso de elaboración son más ricas en azúcar y en calorías.
  • Los dátiles, con poca agua son bastante calóricos.
  • Las frutas confitadas y cualquier otro procesado que incluya frutas.

Frutas prohibidas en la dieta keto

Anteriormente hemos analizado la dieta keto y los riesgos que implica.

El principio de esta práctica es activar el metabolismo de las grasas reduciendo al máximo el consumo de carbohidratos durante algunos días.

Sabemos que el aguacate, por su contenido graso, es uno de los aliados en la dieta keto. También se admite el coco y pequeñas cantidades de frutos secos. Ahora bien, prácticamente el resto de la fruta debe ser descartada en este caso.

Frutas prohibidas ¿en qué enfermedades?

Más allá de los casos de dietas, tenemos algunas enfermedades que obligan a restringir el consumo de frutas.

Diabéticos

Sabemos que las frutas contienen azúcares naturales, por deben ser consumidas por los diabéticos en pequeñas porciones.

Las porciones de frutas frescas con piel son más adecuadas que los zumos de frutas, incluso naturales.

Las frutas más comprometidas por su mayor contenido en azúcar son:

  • Los dátiles, con hasta 65 gramos de carbohidratos.
  • La uva y el higo. Ambos con unos 16 gramos.
  • El mango, unos 14 gramos.
  • Las cerezas, unos 13 gramos.
  • La papaya, casi 10 gramos.

Recordemos finalmente que lo que hay que evitar a todas consta son las frutas en almíbar, o enlatadas. O cualquier preparado de fruta que contenga azúcar añadido.

Ácido úrico

La hiperuricemia o presencia elevada de ácido úrico en sangre, es una enfermedad que puede causar problemas de dolores en las articulaciones, entre otros.

Las frutas no presentan problemas en estos casos, y no existen variedades de las que nos debamos preocupar por contenido de purinas. Al contrario, pueden ser aliadas, por su aporte de vitamina C, para contrarrestar la presencia de ácido úrico en sangre.

Hipotiroidismo

Algunos artículos hablan de determinadas dietas más o menos convenientes en el caso del hipotiroidismo. La carencia de yodo puede ser una de las causas de esta enfermedad. Pero no precisamente en occidente, ya que el uso de sal yodada y otros enriquecidos, ha eliminado prácticamente esta posibilidad.

Lo cierto es que no existe evidencia científica de que haya dietas y frutas mejores o peores en estos casos. Tan sólo se recomienda evitar demasiada fibra que pueda dificultar la absorción de los medicamentos para el hipertiroidismo.

Alergias

Una situación un tanto especial es la de aquellas personas que desarrollan una alergia ante determinadas frutas. A veces con reacciones cutáneas, picores en la boca y garganta y de otros tipos, muy molestas.

Sucede con más frecuencia frente al melocotón, la manzana, la fresa, el albaricoque y la pera entre otras.

Afortunadamente la oferta de fruta es muy amplia y es fácil sustituir la fuente alérgica. Debemos simplemente alertarnos si notamos una reacción para evitar repetir esa fruta. Y estar vigilantes en el caso de los niños, que se puedan quejar especialmente frente a una fruta concreta.

Frutas prohibidas en el embarazo

En primer lugar, comencemos diciendo que las frutas son muy convenientes en el caso de estar embarazadas. Son una magnífica fuente de vitaminas y nutrientes que nos ayudarán en estos momentos de cambios fisiológicos y de crecimiento del feto.

Las dos únicas recomendaciones son:

  • Lavar muy bien la piel, para evitar ingerir pesticidas o pelar la piel. Las opciones biológicas son buenas.
  • Dado que es fácil sufrir acidez de estómago, evitemos excedernos con las frutas más ácidas como los cítricos, incluyendo la piña.

 

5/5 - (1 voto)

Luis del Real

Hola, soy Luis del Real, y he creado Saludteca junto a un grupo de expertos del mundo de la Salud y la Alimentación. Durante 30 años he trabajado en la industria agroalimentaria y soy un experto en tendencias de consumidor

Deja una respuesta